Warning: rand() [function.rand]: max(-1) is smaller than min(0) in /homepages/36/d229870033/htdocs/martosaldia/wp-content/plugins/wpads/wpads-class.php on line 143

Cuentame como pasó… Lara de Tucci


Warning: rand() [function.rand]: max(-1) is smaller than min(0) in /homepages/36/d229870033/htdocs/martosaldia/wp-content/plugins/wpads/wpads-class.php on line 143

Lara de Tucci | Tras las campanadas de Fin de Año las diferentes cadenas de televisión siempre nos emiten largos programas de lo más variado y caprichoso para amenizarnos la noche una vez tomadas las doce uvas. Y, en ocasiones, incluso nos “regalan” con espacios ya emitidos en otras ocasiones. Pero, por lo general, unos y otros son programas con poca o nula trascendencia informativa, cultural o divulgativa, y es que en tales horas de excesos festivos las mentes y el entendimiento están para pocas cosas más o menos serias.

Viene esto a cuento porque a lo largo de esta temporada, y ya van para trece o así, estamos viendo la famosa serie televisiva “Cuéntame como paso”. Serie que merece, cuanto menos, un comentario. Pues la misma nos sitúa mentalmente -excepto a las personas que se hallan en la treintena- a aquellos tiempos no tan lejanos de los primeros atisbos de la movida madrileña que dieron paso a la Constitución del 78, por la que ahora nos regimos. Los diferentes guiones de la serie nos sirven para despertar de sueños de neblinas políticas, y una vez abiertos los ojos, los hechos argumentados nos dan la sensación de que de nuevo vamos a experimentar las posibilidades de una libertad que tenemos que ir consiguiendo de continuo con nuestros votos en las sucesivas elecciones.

Son ya más de doscientos capítulos, y creo que tiene otros tres años asegurados, los que “Cuéntame” viene desarrollando, por medio de guiones muy adecuados -aunque los hay también que se salen algo de la realidad-, las vivencias y el cotidiano latir de la sociedad española a lo largo de estos casi cuarenta años de democracia. Y a través de los diferentes argumentos de ficción de la familia Alcántara no hemos dejado de ponernos al día de unos acontecimientos que los españoles todos hemos protagonizado; cada uno, dentro del puesto que ocupa en la sociedad; cada uno, también, en el nivel de participación que le haya correspondido.

Bien lo dio a entender esto la anterior ministra de Cultura, Gonzáles-Sinde, acertada ella a medias, hace un par de años, cuando la entrega a “Cuéntame” del Premio Nacional de Televisión 2009, dotado con 30.000 euros: “`Cuéntame cómo pasó´ -dijo la hoy exministra- reconstruye visualmente, como un retrato, nuestra memoria más reciente… y a través de la serie se les está transmitiendo a las generaciones presentes y futuras los valores del diálogo; que es el mejor legado de la Transición”.

Por supuesto que con “Cuéntame” venimos captando los positivos pasos andados en nuestras libertades públicas; así como otros valores consubstanciales a esas libertades. Siendo el de mayor calado el referido a la igualdad de todos los ciudadanos independientemente de su sexo, sus creencias y su cultura. Pero, ¡ay!, en ese `retrato´ que “Cuéntame” realiza de la evolución social de España (evolución que, cuando una parte se ha alcanzado de la mano de la izquierda, ellos la llaman con rimbombancia progresismo) no se aprecian en absoluto otros planos -por emplear términos propios de la fotografía- que yo no sé decir si corresponderán a la naturaleza de ese mismo progresismo que con tanto entusiasmo se nos presenta a veces.

Y así las cosas, echamos de menos en dicha serie que, ya con la Transición, en España tuvimos que crear -hoy son ya más de 100.000- la figura del vigilante jurado; que antes no existía. En la actualidad podemos ver que estos vigilantes se hallan en los diferentes centros públicos y privados, y en cualquier sitio donde concurren los ciudadanos con más o menos afluencia; sobre todo, en estaciones y aeropuertos. A pesar de lo cual, por la megafonía de tales lugares no cesan de advertir a los usuarios que, por su propio interés, mantengan sus pertenencias controladas en todo momento.

De la misma manera (dejando a un lado el avance del consumo de la droga, de la prostitución y de la trata de blancas en España, con las mafias explotando a pobres e indefensas mujeres), a partir del estreno de las libertades públicas, la ciudadanía empezó a colocar sistemas antirrobo en los coches y a poner puertas blindadas y cierres de seguridad en pisos y viviendas. Los comerciantes se vieron obligados a instalar cierres metálicos en sus establecimientos. Las administraciones de Lotería, las farmacias y los bancos, mamparas de seguridad, y en estas últimas entidades, así como en los trenes, museos y otros centros de diferentes actividades sistemas de vídeo-vigilancia. En fin, todo un conjunto de métodos de control para garantizar la seguridad de los ciudadanos; como negativo exponente de un deterioro de la moral que eluden los diferentes capítulos de “Cuéntame”. Con lo cual la serie está quedando, en mi particular opinión, bastante incompleta; aspecto que pasaría desapercibido para los televidentes si se la proyectaran cuando están bebiendo y cantando recibiendo el Año Nuevo.

Compartir en Tuenti Cuentame como pasó… Lara de Tucci

Etiquetas: ,

Entradas relacionadas

3 comentarios
Deja tu comentario »

  1. La verdad es que cuentame merece todos los reconocimientos,es una gran serie.por otro lado,la movida dio paso a la constitucion?yo creo que es mas bien al reves

  2. 1º. Por los actores: malos, pero malos. Recuerdo una portada, no sé ahora si de El Jueves, en la que aparecía repetida veinte veces la misma cara de Imanol Arias y se leía: “Así expresa Imanol Arias la alegría, la pena, la ira, el miedo……”
    2º. Porque para cuentos, los de Hans Christian Andersen. O los de Calleja

  3. Como para fiarse de ti jajaja,actores malos dice…imanol arias,juan echanove….

Deja tu comentario

Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con esta entrada, ya que de lo contrario SERAN ELIMINADOS sin previo aviso. No está permitido realizar comentarios injuriosos o contrarios a la libertad de expresión. Respeta a los demás lectores de este portal, las faltas de respeto manifiestas sobre cualquier persona serán eliminadas. Los comentarios ofensivos, ilegales o calumniando a personas también serán borrados sin piedad.

No se permitirán comentarios en los que se realice apología o propaganda política encubierta, así como aquellos realizados por personas consideradas TROLLs (clic para ver) en el argot de Internet.

Martos al Día no se hace responsable de ninguno de los comentarios vertidos en esta web por los visitantes, limitándose su función a moderar aquellos comentarios inapropiados según estas normas. Martos al Día tiene un registro de todas las direcciones IP de todos los comentarios. Dichos datos se podrán poner en manos de las Autoridades si así lo solicita la parte ofendida y pudiera ser objeto de falta o delito.

Al enviar cualquier comentario estás aceptando estas normas. Martos al Día, a su criterio, se reserva el derecho de no publicar los comentarios inadecuados. Las críticas o sugerencias a la web deberán remitirse al correo-e de contacto, no serán publicadas en los comentarios. Gracias.




Warning: rand() [function.rand]: max(-1) is smaller than min(0) in /homepages/36/d229870033/htdocs/martosaldia/wp-content/plugins/wpads/wpads-class.php on line 143

agenda.jpg

Farmacias de Guardia Horarios autobuses Tel�©fonos de inter�©s
Callejero Catalogo de la Biblioteca Cartelera

Canciones T�­�­picas Martos en Canal Sur Programaci�³n Cultural
agenda.jpg
Diccionario Marte�±o Cita DNI Cita Previa Centro Salud
Cita ITV