“SUCEDÁNEOS DE LA FE”…Lara de Tucci

Lara de Tucci | Forzosamente hay que empezar este artículo preguntándonos si es verdad que hay crisis de fe. Y la respuesta es afirmativa, aunque por Semana Santa no lo parezca. Pues es un fenómeno de gran actualidad que cualquiera puede constatar con sólo observar de pasada el panorama donde se desenvuelven las nuevas generaciones y las generaciones no tan nuevas. Un panorama en el que los intereses y los gustos que persiguen las personas se enmarcan, generalmente hablando, en formas de vida dictadas por el materialismo, el hedonismo y otras referencias por el estilo, todas de hueco contenido edificante y nulo valor ejemplar. Pero que son las que priman y las que provocan esa crisis de fe, que únicamente parece afectar de lleno a la religiosidad cristiana y a los postulados evangélicos.

Refiero esto porque cada año se celebra en Madrid -ciudad desde la que escribo- un denominado “Foro Internacional de las Ciencias Ocultas y Espirituales”. Y ya van casi treinta ediciones de un recorrido que se inició precisamente cuando la fe cristiana, antes mencionada, continúo, con mayor o menor profundidad, el declive que comenzaría -y esto es así, sin ningún género de dudas- con nuestra Transición política; que, por otra parte, fue una transición digna de elogio. Aunque siempre existen algunos -léase los nacionalistas- que, tirando las patas por alto, la tienen en entredicho.

Pero el tema de este artículo es el de la crisis de fe; un concepto que atañe al espíritu, y el espíritu no puede estar vacío de contenidos -niéguese o no, el hombre está dotado de valores eternos-, y la tendencia del mismo es tratar de rellenar su propio vacío, si lo experimenta, con argumentos que podríamos llamar, no sé yo si con acierto o no, “sucedáneos de la fe”.

Tales sucedáneos son los que suplantan en el mismo espíritu, con desviadas ilusiones, las creencias más elevadas y trascendentes; sobre todo aquellas que provienen del cristianismo. En este sentido, las prácticas espiritistas y las ciencias ocultas, que nadie sabe explicarlas muy bien, son las más utilizadas por los supuestos entendidos para exponérselas a una clientela de confiados a través de fórmulas y teorías inventadas con más o menos capacidad para presentarlas como absolutas. Aunque, al final, siempre se detectará que están habilitadas sin base ni fundamento para ser creídas.

El caso es que, en dicho “Foro Internacional”, a los inclinados a sumarse a esos movimientos se les ofrecen (repito que hay que llenar el vacío que en al alma se produce cuando no está Dios omnipotente) muchas posibilidades compensatorias de la fe aparcada: talleres para conjurar la negatividad, para abrir cauces de bienestar, para vencer miedos y sufrimientos, para establecer comunicación con otros espíritus, para recibir mensajes del más allá… y un largo etcétera de talleres así.

Como también existen otras ofertas en esta dinámica de terapias y curas espirituales. Las que se refieren a las artes adivinatorias, como la quiromancia o el tarot de la buena suerte. Donde los médium que intervienen, dadas las facultades parasicológicas y de sortilegio que confiesan tener, siempre atraen a un público ávido de hallar remedios para sus males o, al menos, para conocer esos males de antemano y poder afrontarlos con éxito, llegado el momento. Para ello los médium ofrecen limpiezas espirituales (no suena esto a Sacramento de Confesión, hoy llamado de Reconciliación) y de energías negativas; como igualmente poner al cliente en contacto con su propio interior. Sin que falten, por supuesto, y para quien lo desee, las posibilidades de conocer, en el plano de lo material, lo que pueda depararle el futuro próximo y lejano: juegos de azar, caprichos que se anhelan, el puesto de trabajo asegurado, éxito en las posibilidades profesionales y en los estudios… y -pásmese el lector por esta paradoja- prosperidad en la crisis.

Toda una maraña de fantasías espirituales y cognoscitivas, como digo, desarrollada por los muy entendidos (?) en la materia y los avispados; los cuales se las arreglan para ambientar con triquiñuelas los vacíos de sublimidad que haya en los espíritus de hombres y mujeres que necesitan estar satisfechos en su interior. Pero que, al no encontrar los estímulos concretos que depara la fe en Dios, tienen que recurrir a esas consignas que otros ingenian para una errónea solución del problema. El problema de los extravíos de la fe.

Compartir en Tuenti “SUCEDÁNEOS DE LA FE”…Lara de Tucci

Etiquetas: , ,

Entradas relacionadas

4 comentarios
Deja tu comentario »

  1. Estimado amigo. He leido con atención este artículo y no puedo estar más de acuerdo con usted en su formulación, en la tesis que desarrolla y en su conclusión. No obstante siendo totalmente cierto que apartar a Dios y el decálogo de normas morales con los que el ser humano conduce su vida y su pensamiento de forma recta y ordenada lleván a sustituirlo por todo un edificio de una espiritualidad simulada y hueca, me gustaría comentarle que más allá de los cambios de gustos y valores de los jóvenes y no tan jóvenes gran parte de este daño habría que atribuirlo no tanto a la Iglesia sino a sus ministros que, desnudando de sus ritos, de sus misterios y de su liturgia propia y antígua han dejado sin su poder de atracción para las nuevas generaciones. Ese atractivo que precisamente buscan en todas estas organizaciónes exotéricas ¿como no pudieron darse cuenta de eso? ¿cómo pudieron confundir modernidad con destruir el edificio liturgico?. Añadiendo a todo este desastre la actitud de los nuevos “ministros” que han intentado convertir su ministerio, que antaño otorgaba caracter, en un mero oficio, y dando un pobre y patético ejemplo cuando por el contrario debieran ser modelo y ejemplo para los demás a todas horas. Gracias a Dios al menos en éste último punto quedan aún algunas excepciones.

    Espero que mi pobre prosa pueda modestamente haber enriquecido su articulo que, como dije en un principio, de una manera global comparto.

    Un saludo y feliz cuaresma.

  2. Yo creo que la crisis de la fe no apunta directamente a lo que comentas como causante, a estos foros de ciencias ocultas y espirituales. Creo que más bien y con todos mis respetos, es solo ver la paja en el ojo ajeno y no en el propio, que es donde muchas veces están las verdaderas causas de los problemas. Yo echaría más bien la culpa a las personas que representan a la Iglesia, que en muchas veces, no están a la altura de lo que representan.

    Cierto que hay personas que valen y mucho, pero otros que no tanto, y eso crea que muchas personas empiecen a dejar de creer en eso que representan ya que aunque el mensaje sea lo que importa, no el mensajero, cuando el mensajero deja mucho que desear, sin que coincida lo que se predica con lo que se hace luego…

    Sobre las practicas espiritistas que nadie sabe explicar, sin pensar que las prácticas espíritas son las de 4 chicos juntándose en torno a una ouija o similares, y haciedo referencia a la verdadera doctrina espírita como corriente filosófica que es, creo que explica muy bien muchos conceptos espirituales, que el cristianismo no explica con claridad. Como conoceras, el espiritismo está conforme con todas las grandes verdades del cristianismo.

    Por otro lado bien es sabido la condena del cristianismo a todas las artes adivinatorias, referencias en el levítivo o deuteronomio de la Biblia por nombrar algunas, o que una persona tenga conocimiento de futuro entre otras cosas, pero luego curiosamente bien en sabido que muchos de los santos de la iglesia, entre otras, han tenido casos de clarividencia con conocimiento de futuro, por no decir otro tipo de facultades mucho más sorprendentes como bilocaciones, xenoglosia, etc. Entonces no es tirar piedras contra el propio tejado? Lo de uno sí es válido,pero que una persona normal de carne y hueso, aunque los santos han sido de carne y hueso con sus fallos, pueda tener clarividencia no es aceptado (lejos de aceptar a los charlatanes , farsantes o pintamonas que abundan, haciendo referencia a personas serias).

    Por suerte, hay errores que con el paso del tiempo se han ido subsanando, como eliminar el concepto de limbo, o el acierto de Juan Pablo II al decir que el infierno es un estado mental, con tropiezo posterior de Benedicto XVI al volver de nuevo al tema diciendo que el infierno es un lugar físico quitando la validez de su antecesor.

    Esos errores son los que confunden a las personas, que hoy es blanco y mañana es negro lo que dicen. Si ellos mismos no están de acuerdo, cómo pretenden que el resto los entendamos. Y de ahí vienen las dudas de las personas.

    Saludos

  3. Yo creo sinceramente que, cuando el pueblo tiene cultura y deja las superticiones, nos damos cuenta de que todo son paparuchas, el antiguo testamento es una novela mala para un pueblo malo, el judio, y el nuevo testamento, está manipulado a traves de los siglos y a conveniencia de quien lo aplica, hay miles de ejemplos:
    Que hace un cura bendiciendo un cañon o un tanque. Que hace la iglesia con tantas riquezas, si Jesuscristo era pobre, seguro que no le gusta la semana santa ni las navidades.Que hacen los legionarios con armas escoltando al Cristo de Mena, etc etc etc.
    Por todo ello, mucha gente nos hemos dado cuenta y hemos perdido la fe, Algunos buscan en otras secta, pero si eres honrado, respetas a todo el mundo, no haces daños a nadie y ayudas en lo que puedes, no te hace falta ninguna religion.
    saludos

  4. Afortunadamente la fe no está reñida ni con la cultura ni con la ciencia; y digo afortunadamente porque somos muchos los que nos apoyamos en la técnica, en la Ciencia y en sus avances para realizar nuestro trabajo diario. En estos avances que la humanidad va logrando en los distintos campos, vemos siempre la mano de Dios, del Creador. No voy a enumerar la cantidad de científicos y filósofos creyentes, para argumentar que, en absoluto, a medida que se adquiere más cultura o se es más inteligente, se pierde la fe.

Deja tu comentario

Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con esta entrada, ya que de lo contrario SERAN ELIMINADOS sin previo aviso. No está permitido realizar comentarios injuriosos o contrarios a la libertad de expresión. Respeta a los demás lectores de este portal, las faltas de respeto manifiestas sobre cualquier persona serán eliminadas. Los comentarios ofensivos, ilegales o calumniando a personas también serán borrados sin piedad.

No se permitirán comentarios en los que se realice apología o propaganda política encubierta, así como aquellos realizados por personas consideradas TROLLs (clic para ver) en el argot de Internet.

Martos al Día no se hace responsable de ninguno de los comentarios vertidos en esta web por los visitantes, limitándose su función a moderar aquellos comentarios inapropiados según estas normas. Martos al Día tiene un registro de todas las direcciones IP de todos los comentarios. Dichos datos se podrán poner en manos de las Autoridades si así lo solicita la parte ofendida y pudiera ser objeto de falta o delito.

Al enviar cualquier comentario estás aceptando estas normas. Martos al Día, a su criterio, se reserva el derecho de no publicar los comentarios inadecuados. Las críticas o sugerencias a la web deberán remitirse al correo-e de contacto, no serán publicadas en los comentarios. Gracias.



agenda.jpg

Farmacias de Guardia Horarios autobuses Tel�©fonos de inter�©s
Callejero Catalogo de la Biblioteca Cartelera

Canciones T�­�­picas Martos en Canal Sur Programaci�³n Cultural
agenda.jpg
Diccionario Marte�±o Cita DNI Cita Previa Centro Salud
Cita ITV