Warning: rand() [function.rand]: max(-1) is smaller than min(0) in /homepages/36/d229870033/htdocs/martosaldia/wp-content/plugins/wpads/wpads-class.php on line 143

CARTA A SANTIAGO CARRILLO… Lara de Tucci


Warning: rand() [function.rand]: max(-1) is smaller than min(0) in /homepages/36/d229870033/htdocs/martosaldia/wp-content/plugins/wpads/wpads-class.php on line 143

Lara de Tucci | “Se ha cerrado el ciclo comunista y, sin embargo, la necesidad de transformar la sociedad para hacerla más justa, más libre, más igualitaria, sigue planteada”. Esta es una reflexión suya, señor Carrillo, la cual he leído estos días en un calendario de mesa, y la verdad es que me hubiera gustado haber tenido noticia de ella cuando usted estaba entre nosotros; así habría existido la posibilidad de que leyera estas letras que le escribo.

De todas maneras, me alegro de que haya sido en estos días, días de Semana Santa y de Pascua de Resurrección, cuando he tenido noticia de ella. Y, por otra parte, seguro estoy que se va a enterar del mensaje que encierra la misiva en cualquiera de los tres posibles lugares escatológicos en el que se encuentre. Que yo espero y deseo sinceramente -así se lo expreso a usted en cuanto a creyente que soy- que sea el mejor.

Resulta sumamente curioso el hecho de que usted, señor Carrillo, ferviente comunista desde su juventud, llegara en vida a la conclusión de que el ciclo del comunismo se había cerrado sin alcanzar en modo alguno las metas que sus ideólogos y diferentes representantes habían soñado y por las que habían luchado, la mayoría de las veces con revoluciones sangrientas; convencidos de que el sistema era el más adecuado para arreglar este mundo, donde las diferencias sociales eran, y lo siguen siendo por desgracia, injustamente escandalosas. Tan injustamente escandalosas todavía, que usted, en su reflexión, dijo -vuelvo a repetirlo- que seguía planteada la necesidad de transformar la sociedad.

La equivocación suya, en vida, siendo usted un analfabeto perdido en cultura religiosa (tranquilícese, señor Carrillo, no era usted solo el que tenía esa carencia; pues analfabetos así los hay en gran número en todos los lugares por muy doctos que sean en otros conocimientos), fue estar empecinado en unos planteamientos políticos que no solucionaron los problemas de la humanidad, conforme ustedes los comunistas querían. Pero al final, hay que reconocerlo, concluyó usted que el planteamiento para hacer una sociedad más justa, más libre e igualitaria estaba por descubrir. Estaba y lo sigue estando, señor Carrillo; como usted mismo lo estará comprobando ahora con claridad meridiana desde el lugar donde esté.

Además de eso, ya con un conocimiento pleno de la realidad de todas las cosas, tendrá usted muy claro que esa necesidad planteada nunca será posible con las solas ideologías humanas. Y es que, por muy perfectas y nobles que sean, al faltarles la esencia de lo trascendente, siempre acabarán agotándose inexorablemente en sus ciclos, como el comunismo mismo, aunque den la sensación de que recorren el camino adecuado, de que sean las idóneas, para enderezar tantos entuertos como nos afectan a los ciudadanos.

Esa necesidad transformadora, por la que usted clamaba al final de sus años en la tierra, únicamente se podrá encontrar en el Evangelio, señor Carrillo. Pues si las ideologías no están dotadas de los esenciales rasgos de la Palabra de Dios; entonces, vanos son todos los esfuerzos que se realicen por solventar los problemas de las sociedades presentes y futuras. Como vanos fueron los que se realizaron para que las sociedades que nos precedieron gozaran de una justicia y una paz plenas y estables.

Ya se habrá desengañado, después de muerto, señor Carrillo. Y es una pena que esto le haya ocurrido ahora, cuando ha llegado al “más allá”, porque en la tierra adolecía usted de la cultura cristiana. Cultura que, aplicándola a todos los actos humanos nuestros y revistiéndonos nosotros mismos de sus inequívocas puntualizaciones divinas, propiciaría con toda seguridad un perfecto entendimiento en todas las relaciones humanas. Lo cual nos aliviaría de las trabas que entorpecen nuestro caminar en este mundo, al informarnos de que sin la Ley de Dios, cualquiera de las ideologías políticas que tanto entusiasman a los ciudadanos por la habilidad de sus representantes políticos terminarán tarde o temprano en fracaso.

Con la Ley de Dios y con su Palabra evangélica, cuando maticen de perfección los prontuarios políticos, es como se alcanzará -repito que ahora lo tendrá usted claro, señor Carrillo- , y sin desviaciones de ninguna naturaleza, esas cotas de justicia, libertad e igualdad que el mundo tanto necesita para su progresión sin sobresaltos, sin enfrentamientos y sin guerras. Por eso, plantearse una necesidad transformadora sin Dios que arregle los desajustes sociales, siempre será un planteamiento utópico y, por lo mismo, inalcanzable.

Compartir en Tuenti CARTA A SANTIAGO CARRILLO… Lara de Tucci

Etiquetas: ,

Entradas relacionadas

Deja tu comentario

Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con esta entrada, ya que de lo contrario SERAN ELIMINADOS sin previo aviso. No está permitido realizar comentarios injuriosos o contrarios a la libertad de expresión. Respeta a los demás lectores de este portal, las faltas de respeto manifiestas sobre cualquier persona serán eliminadas. Los comentarios ofensivos, ilegales o calumniando a personas también serán borrados sin piedad.

No se permitirán comentarios en los que se realice apología o propaganda política encubierta, así como aquellos realizados por personas consideradas TROLLs (clic para ver) en el argot de Internet.

Martos al Día no se hace responsable de ninguno de los comentarios vertidos en esta web por los visitantes, limitándose su función a moderar aquellos comentarios inapropiados según estas normas. Martos al Día tiene un registro de todas las direcciones IP de todos los comentarios. Dichos datos se podrán poner en manos de las Autoridades si así lo solicita la parte ofendida y pudiera ser objeto de falta o delito.

Al enviar cualquier comentario estás aceptando estas normas. Martos al Día, a su criterio, se reserva el derecho de no publicar los comentarios inadecuados. Las críticas o sugerencias a la web deberán remitirse al correo-e de contacto, no serán publicadas en los comentarios. Gracias.




Warning: rand() [function.rand]: max(-1) is smaller than min(0) in /homepages/36/d229870033/htdocs/martosaldia/wp-content/plugins/wpads/wpads-class.php on line 143

agenda.jpg

Farmacias de Guardia Horarios autobuses Tel�©fonos de inter�©s
Callejero Catalogo de la Biblioteca Cartelera

Canciones T�­�­picas Martos en Canal Sur Programaci�³n Cultural
agenda.jpg
Diccionario Marte�±o Cita DNI Cita Previa Centro Salud
Cita ITV