Warning: rand() [function.rand]: max(-1) is smaller than min(0) in /homepages/36/d229870033/htdocs/martosaldia/wp-content/plugins/wpads/wpads-class.php on line 143

Noticias acerca de ‘ Senderismo ’


Warning: rand() [function.rand]: max(-1) is smaller than min(0) in /homepages/36/d229870033/htdocs/martosaldia/wp-content/plugins/wpads/wpads-class.php on line 143

Ruta Senderista a las Casillas

Ayto. Martos | La Concejalía de Medio Ambiente ha programado una ruta senderista para el próximo día 12 de abril de Martos a Las Casillas. Saldrán a las 8,30 horas desde la Plaza Cruz del Lloro.
Este año comerán  en Casa Moya, el menú: bebidas, centros de mesa, ensalada, papas fritas a lo pobre con huevos fritos, chorizos , morcilla y postre. El coste es de 10 €, que se pagan en el bar.

Es necesario avisar para concretar el número de comensales.

Para ver la hoja de ruta, pulsar aquí.



Ruta de senderismo: Martos-Castillo de Otiñar

El próximo día 22 de febrero se realizará  la ruta de senderismo del Castillo de Otiñar.

Saldrán en autobús a las 8 horas de la estación de autobuses. La ruta tiene unos 18 km.  y es circular, tiene cierta dificultad. Es muy importante llevar un calzado adecuado, bastones y ropa apropiada. En función del estado del sendero cabe la posibilidad de cambiar su recorrido.

Reservar plaza en el autobús  solo si se tiene la seguridad de poder asistir. Y si surge algún imprevisto avisar a Ciriaco para poder atender a todos los senderistas.

La ruta del mes de abril se realizará el día 12, en vez del día 26.


HOJA DE RUTA

La lluvia no cesa. La tierra, la sierra se están preñando de agua que dejan salir por cualquiera de sus grietas. Parece ser que el sábado 22 nos hará un tiempo aceptable. Queda por ver previamente cómo estará la sierra para recorrerla. Javier me comenta que mañana día 15 él va a hacer la ruta para evitar sorpresas. Yo lamento no poder acompañarle porque tengo el compromiso de guiar a un grupo de blogeros a los olivos centenarios.

Los hechos, las actuaciones de Javier, nuestro guía, me emocionan. Nadie como él sabe cuidarnos, mimarnos. Javier vive la sierra, disfruta con la aventura. Y yo me conmuevo y me cargo de envidia. Sus palabras son un atropello cuando me narra su último reto. Se ha dado un paseo por Costa Rica. Ha ascendido a un volcán en activo. Ha buceado en Panamá en la zona de Bocas del Toro. Se ha sumergido sólo, sin guías, en la Selva amazónica de Corcovado. Aquí, dice, ha podido disfrutar de la mayor biodiversidad. Su encuentro con cocodrilos se anula cuando narra su ataque de ansiedad al encontrarse perdido en plena selva. Javier. – Para mí este viaje ha sido un reto conmigo mismo que he conseguido superar- Javier. Nuestro guía.

Deseo encontrarme en vivo con Javier para seguir disfrutando con sus aventuras. Deseo encontrarme, el sábado, con Javier para comprobar si no exagera al decirme que esta es una de las rutas más bonitas que vamos a realizar.

Parece ser que nos vamos a sumergir en un sendero singular. El autobús nos deja a unos 12 km de Jaén. El Castillo de Otiñar, encaramado sobre un risco para cumplir su función defensiva, nos espera. Seguimos ascendiendo y nos encontramos con las viviendas actuales de los pobladores de este territorio. Una nueva subida nos lleva hasta el Puerto de la Senda. El cruce de senderos nos puede llevar hasta el Centro de Recuperación de Aves de la Consejería de Medio Ambiente. La sierra caprichosa nos ofrece múltiples abrigos en sus pliegues rocosos. Capricho que algún serrano ha aprovechado para adecuar las conocidas como Cuevas de Lledró. Un nuevo ascenso nos permite llegar a los Rasos. Envueltos en rocas, sumergidos en un bosque único, avanzando por un sendero singular, con unas vistas prodigiosas sobre nuestra conocida Cruz de la Chimba, vamos siempre paralelos a la carretera que avanza hasta el Quiebrajano. En el regreso descendemos por la Peña Blanca y nos volvemos a encontrar con el Castillo de Otiñar y nuestro autobús.

El Castillo de Otiñar fue construido por los castellanos en el siglo XIII, una vez conquistada la ciudad de Jaén. Defensa obligada en el Camino viejo de Jaén a Granada. Conectado visualmente con Torrebermeja en las Peñas de Castro, que se comunican con el Castillo de Jaén. El día 23 de junio de 1993 es declarado el Castillo de Otiñar como un Bien de Interés Cultural. BIC.

La documentación sobre este territorio nos informa de la aldea mora medieval llamada Atorimar. Aldea que pasó a denominarse Santa Cristina en 1826 y fue donada a Jacinto Cañada Rojo dueño del Señorío de Otiñar. Aldea que se carga de una serie de pleitos entre sus teóricos propietarios y el Ayuntamiento de Jaén. El valle del Río Valdeazaro conserva vestigios de la ocupación humana desde tiempos prehistóricos. Múltiples abrigos rocosos conservan pinturas rupestres esquemáticas. La mas conocida la Cueva de los Corzos. El dolmen neolítico del Cerro Veleta lo dejamos a nuestra derecha por encima del Vítor de Carlos III. Este monumento de 1784 conmemora las obras de mejora del camino viejo en el Paso de la Escaleruela donde existía una gran dificultad en el camino.

La fuerza de la naturaleza se mezcla con los vestigios de la ocupación humana de este vasto territorio lo que le lleva a adquirir un alto valor patrimonial. Creo que poder sumergirnos por esta zona bien merece nuestro esfuerzo y será un motivo más enriquecernos con nuestras rutas.

Ciriaco Castro Toro
Psicólogo Municipal.
Ayuntamiento de Martos.
Calle Triana, 7. Edificio Municipal

953 704307

psicologos.ciriaco@martos.es



Ruta de senderismo: Martos-Sendero Peña Bermeja, Jamilena

El próximo día 25 de Enero se realizará  la ruta de Senderismo, “Martos-Sendero Peña Bermeja, Jamilena”

Empieza el año continuando con las rutas de senderismo. Saldrán el día 25 de Enero a las 8:30h. de la Plaza de la Fuente de la Villa.  La ruta del sendero de Peña Bermeja tiene una longitud aproximada de 18 km, no tiene ninguna dificultad especial. Si llueve poco se hará, si diluvia se suspende. Se avisaría por correo. Recuerden traer bastón, ropa adecuada (impermeable), algo de comer y beber, muchas ganas de hablar y aprender.

HOJA DE RUTA

Con enero reiniciamos nuestras rutas. El Sendero de la Peña Bermeja, en Jamilena, nos espera. Esta ruta tiene un atractivo especial. Los senderistas estamos invitados a convertirnos en canteros. Trabajadores de una explotación importante de cemento.

Cuando visito la cantera y voy a preparar la ruta me encuentro con una cantera rehabilitada. Me suscita interés descubrir los secretos de esta explotación. Un nuevo mundo centra mi curiosidad, mi deseo de conocer. Conocer para poder compartir.

La fábrica de cemento HOLCIM, situada en Torredonjimeno, inicia su actividad en el año 1955. En este año se inicia la explotación de la cantera. El día 11 de noviembre de 2008 se cierra definitivamente. Quedan atrás 53 años de intensa actividad productiva. La fábrica y la cantera han permitido diversificar la riqueza de estos pueblos y de la comarca. Han sido un importante centro de trabajo. Con capacidad para elaborar 1300 Tm de cemento al día. Han sido una industria que ha dinamizado el tejido productivo de esta zona. Han sido, y son, depositarias de interesantes historias de vida. Son espacios cargados de historias personales de trabajadores anónimos.

Tengo la suerte de localizar a José Martos, natural y residente en Jamilena. José empieza a trabajar en la cantera en el año 1955. Es capataz de la cantera durante 30 años. Se jubila en el año 1991. Hombre parco en palabras. No llega a comprender las razones por las que se llegó a cerrar la fábrica. – El pueblo entero se echó a la calle- comenta. La explotación de la cantera ha ido variando con el proceso de mecanización. Al principio todos los trabajos se hacían manualmente. La extracción de la roca caliza exigía voladuras con explosivos. Los barrenistas eran los trabajadores encargados de abrir el agujero para introducir la carga de dinamita. Multitud de peones ayudaban a llevar el material a las dos trituradoras. Las piedras de caliza del tamaño de un puño, junto con la marga, eran transportadas a la fábrica en Torredonjimeno. El transporte se hacía a través de un teleférico, que distaba 3100 metros de la fábrica.. 90 vagonetas con capacidad de una tonelada y media, cada una, alimentaban la fábrica. La bajada se hacía por su propio peso. El retroceso se conseguía con la maquinaria apropiada, que se puede observar en el Museo de la Minería. En todo el proceso se tardaba 45 minutos. Se aportaba 180 Tm de material a la hora.

En el año 1982 se abandona el teleférico y se utilizan camiones bañera para aportar el material a la fábrica. Nuevas profesiones pueblan la cantera: los camioneros, los maquinistas, los palistas. – El trabajo en la cantera era muy penoso por la noche- nos dice José. Se trabaja en dos turnos: de 6 a 14 horas y de 14 a 22 horas. José nos comenta que la empresa era buena con los trabajadores, los salarios eran decentes y se cuidaba mucho la seguridad en el trabajo. No recuerda ningún accidente importante durante el tiempo que estuvo trabajando. Confío que José nos acompañe el día 25 y podamos disfrutar de su experiencia.

La ruta nos lleva inicialmente a Jamilena. Recorreremos el camino viejo a Jaén, para evitar la carretera. Visitamos la cantera y el Museo de la Minería. La enorme pasarela nos lleva al inicio del Sendero de la Peña Bermeja. El sendero asciende suavemente por el lateral izquierdo de la cantera. Una valla nos protege de la cantera. Una continuada empalizada nos ayuda en el suave ascenso. Vamos en fila. Oteamos sin parar el extenso paisaje. Un “casuto” oculto en la sierra nos espera. El cerramiento perimetral lo protege. Misterios del lenguaje. Para nosotros es una choza de piedra. La fila interminable de empalizada, que asciende en una continuada ese, nos anima a continuar. Mejor no mirar la cima. Andar, andar, sin olvidarse de respirar. Debemos recorrer los 6400 metros del sendero. Al final nuestra Sierra de la Grana nos espera. Ahora en su cara norte, en un tramo novedoso que nos permite descubrir el Pilar del Marchante. El paso por las ruinas del lagar de Emilio nos anima a introducirnos en la historia humanizada de nuestra Sierra de la Grana.

Ciriaco Castro Toro
Psicólogo Municipal.
Ayuntamiento de Martos.
Calle Triana, 7. Edificio Municipal

953 704307

psicologos.ciriaco@martos.es



Ruta de senderismo: Bosque Encantado

El próximo día 23 de Noviembre se realizará  la ruta de Senderismo al Bosque encantado.

Hora de salida a las 8 de la mañana de la estación de autobuses.

La hora de regreso será sobre las 17,30.

Es una ruta algo dura, por lo que es muy aconsejable llevar el calzado apropiado, bastón, gorra, abundante liquido y comida. Haremos unos 18 km y hay importantes ascensos. Por favor reservar el autobús solo si tenéis la seguridad de poder realizar la ruta.

HOJA DE RUTA

Cuando llega noviembre resulta difícil escoger la ruta. Dificultad común en cualquier mes, que se hace mas pronunciada en el mes de noviembre. Los colores del otoño se nos presentan. El campo se viste con nuevos colores y nos reclama desde los rincones mas variados. En años anteriores hemos gozado con el paisaje multicolor de los zumaques, en Alcalá la Real. Pero este año hemos cambiado. El Bosque Encantado nos espera.

En estos días vivo y sueño con especial emoción la realización de esta Ruta. Estoy excesivamente ocupado. Debo atender a muchos cursos, en los diferentes colegios, para realizar con los niños las rutas. Con ellos puedo disfrutar descubriendo los secretos del Árbol de las cosquillas, del Dios Eolo (amigo de Bartolo), de los Olivos centenarios… No dispongo de tiempo para poder realizar la ruta previamente con Javier. Nuestro guía con su habitual amabilidad me da las indicaciones oportunas.

Me comenta Javier que hace unos días realizó esta ruta con un grupo de senderistas. Descubro, por casualidad, algunas fotos de la ruta del Bosque encantado. Las fotos son fieles testigos del encanto de la ruta. Ruta de dificultad. El autobús nos dejará en la Cañada de las Azahillas, a 860 metros. Desde aquí empezaremos un fuerte ascenso que nos conduce, por un sendero, hasta el mirador del Campanario. Es el sendero Camino del Arroyo del Fresno. Continuaremos. La Silla, a los pies del Grajales, 1500 m. nos espera. Momentos de sufrimiento por el ascenso. Pero momentos de goce por el disfrute de las excelentes perspectivas. Oteamos el paisaje. Disfrutamos con la otoñada que puebla los valles. Nos recreamos en un paisaje multicolor. Paisaje que nos aproxima al misterio de la vida y de la muerte. Misterio de transformación de los árboles de hoja caduca. Paletas naturales que juegan, al compás de la naturaleza, con los colores mas diversos y variados.

En las alturas nos aproximamos a los recuerdos de una sierra humanizada. Estamos cerca del cordel Puerto Alto de San Cristóbal.

Nos toca descender. Los Llanos de Palomares nos esperan. Momento de mayor descanso. Seguro que nuestras conversaciones se acrecientan. Cruzamos el Cortijo de Palomares. Atravesamos una nueva cadena montañosa para descubrir el Pantano del Quiebrajano a nuestros pies. El sendero nos aproxima a la cabecera del Pantano. Pero antes nos espera el Bosque Encantado. Dice Javier que es el lugar donde habitan seres extraños: duendes especialmente. Son duendes comilones que disfrutan con las golosinas que les dejan los senderistas. Ojala tengamos la suerte de poder dialogar con algún duende. A lo mejor ellos tienen la clave para poder comprender las sinrazones de nuestra actual sociedad, para poder desalojar de nuestra sociedad la corrupción, la no solidaridad y el engaño. Nosotros, los senderistas, expectantes, continuaremos nuestro camino limpio, ajenos a esos otros caminos.

Ciriaco Castro Toro
Psicólogo Municipal.
Ayuntamiento de Martos.
Calle Triana, 7. Edificio Municipal

953 704307

psicologos.ciriaco@martos.es



Ruta Senderista a los Baños de Agua Hedionda

Recordaros que salimos el sábado, día 21, a las 8,30 horas de la Plaza Cruz del Lloro. La ruta tiene una longitud de 15 km. Esperamos regresar a Martos antes de las 14 horas. No os olvidéis el bastón, algo de comida y bebida. Convoco a los hados y demás seres mágicos de la naturaleza para que nos asistan en nuestras rutas. Nos vemos.

HOLA DE RUTA

Cuando hicimos esta ruta hace 6 años descubrimos que andar bajo la lluvia tiene también su encanto. La lluvia no nos permitió otear la historia y los restos de los Baños. Tampoco nos permitió descubrir los Baños de Doña Rosica, junto a la Casería de Almonacid. Deseamos que ahora lo podamos hacer.

Inauguramos nuestras rutas con la visita a los Baños, los baños de agua hedionda. Confiamos que el tiempo nos acompañe. Esta es una ruta histórica porque vamos a descubrir un trozo de historia de Martos. Con esta ruta nos adentramos en el movimiento del termalismo, en los balnearios de aguas mineromedicinales. Si bien las propiedades curativas del agua datan de la época de los romanos no es hasta finales de siglo XIX cuando se ponen en valor estos recursos. Alojados junto a manantiales de aguas salutíferas se construyen unos edificios nobles, elegantes para acoger a los clientes habituales, todos ellos procedentes de clases acomodadas. Los balnearios se especializan en función de las propiedades curativas de sus aguas. Los hay aconsejados para enfermedades respiratorias, otros están indicados para enfermedades del corazón. Hay otros orientados a la curación de enfermedades mentales. Este es el caso del Balneario de Alange, en la provincia de Badajoz. Los baños de agua hedionda de Martos están orientados para curar enfermedades de la piel.

Los Baños están enclavados en una amplia propiedad de olivar. Su dueño en los años anteriores a la Guerra Civil era D. Francisco de Paula Ureña. Quien también era dueño del Cortijo El Madroño. Este señor nace en Torredonjimeno. (1871-1936). Hijo de una familia humilde cursó estudios de derecho y de filosofía y letras. Miembro de la Real Academia Española de la Lengua fue una personalidad pública importante. Concejal, diputado. Creó y dirigió un periódico provincial, El pueblo católico. Poeta, impulsó la creación del Grupo literario El Madroño. Grupo del que formaba parte el poeta marteño Luís Carpio Moragas. Es un grupo que escribe poesía con vocación educadora y con un denso espíritu católico y patriótico. Se casó con una marteña, fijando su residencia en un palacete de la Calle La Villa, hoy derruido. Fue asesinado, junto con su hijo, al inicio de la guerra civil, en Madrid. Los actuales dueños, la familia De la Rosa Caballero, heredan esta propiedad de su tío Miguel Chamorro Caballero, apodado Cabila.

Los Baños de agua hedionda, conocidos como Los Baños de San Bartolomé llegaron a tener una importancia relevante. Disponían de carretera de acceso propia, que tenía la clasificación de carretera nacional. Tenían un servicio de transporte público, que los unía con la estación de ferrocarril. En el edificio central existían dos zonas de baños, una para los hombres y otra para las mujeres. Las habitaciones se encontraban en la planta primera, a la que se accedía por una escalera volada, muy señorial.

La ruta nos permite otear por las ruinas de este enclave. Podremos reconocer un enorme madroño, que seguro nos ofrecerá sus persistentes frutos. Visitaremos la Casería Almonacid, abalconada sobre el valle del Arroyo El Salado. E iremos poniendo nuestro ánimo en ruta para acometer todas las rutas programadas.

Ciriaco Castro Toro.

Psicólogo municipal.

C/ Triana, 7

953 704307



Rutas de Senderismo 2013-2014

Este año mantenemos el mismo planteamiento que en años anteriores:

1. Puede participar en la ruta cualquier persona. Los menores de edad deben venir acompañados por algún adulto.
2. No es necesario apuntarse previamente para participar en las rutas. Sólo será necesario apuntarse, para reservar plaza en el autobús, en las rutas que realizamos fuera de Martos. Los gastos del autobús los asume este año también el Ayuntamiento.
3. Cada persona es responsable de sus actos y de las posibles incidencias que pudiesen ocurrir. El Ayuntamiento es un mero facilitador de esta actividad. *
4. Se autoriza expresamente realizar fotos en las rutas y a disponer de las mismas en la página web del Ayuntamiento. Aquellas personas interesadas pueden obtener una copia de todas las fotos de las diferentes rutas.
5. Es aconsejable venir con el equipamiento adecuado. El bastón es una buena ayuda en el senderismo.
6. Se debe EVITAR dejar basura, de cualquier tipo, en el campo. NO dañar ningún elemento de la naturaleza.
7. Entendemos el Senderismo como una excelente oportunidad para conocer nuestro entorno, para aprender de nuestro medio natural y urbano, para establecer relaciones sociales sanas y fluidas, para disfrutar compartiendo con los demás nuestro camino, nuestra ruta.

* El tema de los seguros. El seguro que tiene actualmente el Ayuntamiento cubre la responsabilidad civil de los senderistas frente a terceros. No estamos cubiertos ante un posible accidente. Hemos pedido presupuesto para ver la posibilidad de contratar un seguro de accidentes que cubra a todos los senderistas.

Presentación

Este año realizamos también la NOCTURNA LA GRANA, nuestra ruta estrella. La ruta de los deseos, que marca otro tiempo.

Observación un poco enigmática, que me acompaña en esta nueva programación. Una vez más me asiste el deseo de planificar unas rutas diferentes, atractivas, asequibles, realizables. Rutas que nos hagan sufrir, no más de lo necesario para luego poder disfrutar al final de su trazado. Rutas nutricias que cada vez vienen a reforzar nuestra autoestima.

Sendas que nos reclaman para reforzar nuestra relación, para acrecentar nuestros vínculos. Caminos que nos conducen a un objetivo común. Caminos ajenos a diferencias de edad, a diferencias ideológicas. Caminos extraños ante cualquier diferencia. Caminos históricos que acogen nuestros pasos actuales.

Pretexto para conocer nuestro entorno. Pretexto para conectarnos con nuestro medio natural. Oportunidad de descubrir, con ojos de ver y con oídos de escuchar, lo cercano y desconocido. Posibilidad de aumentar nuestro orgullo de posesión de algo nuestro, de todos, de nuestro patrimonio natural. Momentos de apegarnos, de dialogar, de descifrar nuevos espacios. Rutas que nos permiten ir construyendo un yo colectivo, una identidad comunitaria arraigada en nuestro medio. Rutas para disfrutar en y con el grupo.

Disfruto con el deseo de reencontrarme con nuestro singular grupo. Mantengo la duda sobre si el grupo seguirá creciendo en cada ruta con la incorporación de nuevos senderistas. Repaso imágenes de rutas anteriores. Imágenes que me llevan al misterio de la vida. Imágenes que me presentan el paso del tiempo. Cómo hemos cambiado¡¡¡. Descubro ausencias. Compruebo a noveles senderistas que se iniciaron con nosotros y ahora son senderistas consagrados en la realización de grandes rutas. Observo viejos senderistas que han aminorado sus pasos por razón de edad.

Es tiempo de ir cerrando etapas. Nuestras rutas se han ido acumulando. Es hora de presentar un libro que las recoja todas. Publicación asequible en papel y en soporte digital. Tarea en la que estoy empeñado con la esperanza de poder finalizarla en fechas próximas. Martos podrá disponer, como otros municipios, de una amplia guía de rutas de senderismo. Publicación que permitirá favorecer el conocimiento y disfrute de nuestro medio natural. Así mismo será un recurso para favorecer el turismo rural, el turismo de naturaleza.
Siento el apoyo de WALT WHITMAN:

….Ni yo, ni otro ninguno puede recorrer este camino en tu lugar.
Tú, solo tú debes recorrerlo.
No es largo está a tu alcance.
Quizás, sin percatarte, te hallas en él desde que naciste.
Quizás esté en todas partes, en el mar y en la tierra.
Carga tu hato, hijo mío, yo me endosaré el mío, y apresuremos nuestra partida.
En el camino encontraremos ciudades maravillosas y pueblos libres.
Si estás fatigado dame los dos fardos, y apoya tu mano en mi cadera.
Y llegado el momento tú me rendirás el mismo servicio.
Porque una vez en marcha no nos detendremos mas.
Hoy, antes de alba, trepé hasta la colina, y contemplé el cielo lleno de estrellas.
Y le he dicho a mi espíritu: ¿Cuándo dispongamos de esos orbes, y disfrutemos del placer y del conocimiento de todas las cosas que en ellos existen, ¿reposaremos y seremos felices?
Y mi espíritu ha respondido: No. Sólo alcanzaremos esa meta para superarla y continuar el camino.
Walt Whitman. (1819-1892). Hojas de hierba. Poema 46.

Organiza: Excmo. Ayuntamiento de Martos.
Colabora: Protección Civil.
Para más información:
• Página Web del Ayuntamiento. www. martos.es. e-mail psicologos.ciriaco@martos.es
• Teléfono: 953. 704307
• Oficinas municipales de la Calle Triana, 7, 2ª planta.



Ruta de senderismo: Subida nocturna a “La Peña”

El próximo día 23 es la luna llena de agosto. SUBIMOS A LA PEÑA.

Salimos a las 20 horas de la Plaza del Ayuntamiento. Sin prisa podremos disfrutar de la luna, del paisaje nocturno, de las historias y leyendas colectivas.

Podremos recordar algunos juegos grupales, sin olvidarnos de algunas canciones sugerentes. Os adjunto la letra de alguna de ellas.

Mantenemos la duda sobre quien será el niño/a mas joven que este año realice esta ruta senderista.

No olvidar el bastón, algo de comer, beber, doble manga, y muchas ganas de disfrutar juntos.

Alguien me indica por qué no cambio la fecha, pues coincide con la Feria. Le he pedido a la luna que cambie su ritmo y no me ha atendido.

canciones

Ciriaco Castro Toro.

Psicólogo municipal.

C/ Triana, 7

953 704307



Ruta de senderismo: Nocturna La Grana

El día 22 de junio a las 20 horas saldrán de la Fuente de la villa, de Martos.

Recorrido:

1. Senderistas, por Sendero Vereda de la Raspa. Ascenso, unos 7 km. Descenso unos 12 km.

2. Ciclistas, por Carretera de Los Villares, Vereda de la Grana, sendero, Pilar del Marchante. Unos 16 km de ascenso.

Actividades:

1. Explicación – interpretación del recorrido.

2. Explicación – introducción a las aves nocturnas. Inés de Bellard, senderista, naturalista, miembro de SIECE. Sociedad Ibérica para el Estudio y Conservación del ecosistema.

3. Acto de convivencia, entre senderistas, ciclistas y miembros del 4 x 4.

Recomendaciones.- Usar bastón, llevar agua y comida. Se aconseja pantalón largo, hay hierbas. Manga larga, por la noche refresca mucho. Y llevar un saco lleno de ganas de disfrutar.

Colaboran: Protección Civil, Asociación de 4 x 4, Club ciclista MTB La grana.

Hoja de Ruta

El tiempo se ha precipitado. Nos ha traído, de nuevo, LA NOCTURNA, LA NOCTURNA LA GRANA, 2013. Es nuestra ruta estrella que viene a confirmar un año de experiencias. Un año de recorridos compartidos, de recorridos charlados, mimados, sufridos, recordados. La Nocturna, al final, viene como un reto para concluir nuestros esfuerzos senderistas. La Grana callada, humilde, alomada, perenne, silenciosa, nos espera. Con el paso del tiempo su espera se va cargando de interrogantes. De dudas sobre nuestras posibilidades. De zozobras compartidas. Cargada de deseos de liberación, de goce, de plenitud compartida.

Fruto del esfuerzo de su ascenso. Esfuerzo salpicado por las miradas perdidas en un horizonte rojizo, indicador del declinar del día. Y con la despedida del día se nos aparece un espacio amigo de la reflexión.

Pensamiento dialogado con uno mismo. Ideas y sensaciones que circulan libremente al compás de un paso complicado, esforzado. Es el esfuerzo del ascenso. Es la necesidad de continuar, alcanzar la meta. Es el deseo de cobijarse en la propia sensación, en la íntima reflexión. Es el anhelo de sentirse acompañado, de compartir, de paladear juntos las vivencias mas personales. Andar. Ascender. Es el goce de volver a realizar La Nocturna La Grana.

Intentando renovarnos cada año. Nos renovamos con la nueva experiencia, única, de la subida. Nos renovamos con la nueva experiencia, única, del gozo del atardecer en ascenso. Nos renovamos con la nueva experiencia, única, del apoyo incondicional de nuestros amigos del 4 x 4. Nos renovamos con el nuevo encuentro, único, de la luna llena de junio. Provocación a nuestros sentidos. Plenitud del grito de hip, hip, urra, único, junto al punto geodésico. Y este año nos renovamos recuperando a una amiga senderista. Inés. Ella nos ha acompañado en muchas rutas. Se nos perdió en el camino de rutas más arriesgadas. Se nos fue en el contacto con otros muchos grupos de senderistas. Se nos ocupó en el estudio pormenorizado de la naturaleza: las orquídeas, los paisajes, las aves. Este año nos renovamos con sus enseñanzas. Nuestras amigas, próximas, pero alejadas las aves nocturnas presentes en nuestro recorrido, habitantes de la noche, se nos acercan un poco, de la mano de Inés. Y con Inés renovamos nuestra Nocturna. Y con ella compartimos el goce de haber conformado un grupo, el grupo de los senderistas, extenso, interesado en interesante, sabio y rico en la construcción de un saber compartido. Pienso que nuestras vecinas las lechuzas, los búhos chicos, los mochuelos, los cárabos, los búhos reales y los autillos se van a extrañar de nuestro interés pero nos van a aplaudir desde sus escondites nocturnos.

Ciriaco Castro Toro.

Psicólogo municipal.

C/ Triana, 7

953 704307



Ruta de senderismo: La Pandera, Los llanos de la Nava, Puerto de la Hoya

El próximo día 18 de mayo, tendrá lugar la ruta de senderismo “Martos – Los llanos de la Nava, el Puerto de la Hoya, la Pandera” salida a las 8:00h. de la estación de autobuses. Recorrido en autobús hasta el Puerto Cobertera. Se realizará la ruta y os recoge el autobús en Riofrío. Unos 15 km. de recorrido no os olvidéis del bastón, agua, bocadillos. Resulta difícil estimar la hora de regreso en Martos. Reservar plaza en el bus solo si tenéis la seguridad de poder venir.

Hoja de Ruta

La experiencia de esta Ruta, que realizamos por primera vez en abril de 2011, me acompaña. Fue una ruta accidentada. Penosa. La dificultad de una novel senderista nos complicó a todos. Complicación que disparó deseos de nuevas infraestructuras para los voluntarios de protección civil. Acciones voluntarias, poco acertadas, que recordamos con risas ahora. Cuando el acierto de Javier nos puso a salvo de mayores complicaciones.

Tenía, tengo ganas de repetir esta ruta. Necesito una experiencia reparadora. Lo intentaremos.

En mi recuerdo está presente el recorrido. Aparcamos en el Puerto Cobertera. 1150 metros de altitud. A nuestra derecha se alza el Cerro de la Luna, en Ventisqueros, 1763 m. Lo reconocemos. Estamos en la cara sur de la gran mole: La Sierra de la Pandera, 1872 metros sobre el nivel de mar.

Nos sale al encuentro un cortijo próximo. Sus enormes perros guardianes nos informan de la vida cotidiana ganadera del mismo. Un estante circular, repleto de agua, es el punto de encuentro de unos patos. Indicadores de la biodiversidad que se concentra en los entornos habitados de los cortijos de la sierra.

Nos acoge una vereda. Nuestra vereda, nuestra amiga. Nuestra guía. Vereda que abraza suavemente la Sierra , por la cara este, y nos introduce en un inmenso paisaje. Es necesario pisar en el lugar oportuno. La vereda, firme, antigua, cargada de historia, cargada de caminantes de antaño, nos acepta. La subida es fácil. Los pequeños altos nos permiten otear al próximo y conocido Pitillos. El Pantano, espejo matinal, nos lanza reflejos solares molestos. Un hilillo acuoso, serpentea por la superficie.

La vereda nos va a mostrar su sabiduría acumulada. La mano del hombre queda patente. Para salvar la subida se han construido muros de piedra, que dan consistencia a la vereda. Nos permite pisar firmes, seguros. La superficie ganada a la sierra nos ofrece un piso amplio. Subimos. Respiramos. Subimos. Un poco más.

Alcanzamos la cara sur de la Pandera. Nos alejamos. Las vistas se multiplican. En primer plano La Cresta de Matamulos. Aun no vemos la cima de la Cruz de la Chimba. (1125 m.). El telón de fondo lo conforma Grajales. A su izquierda Puerto Alto. A su derecha los Llanos de Palomares. Muy al fondo El Almaden.

La vereda nos ha permitido conquistar los Llanos de la Nava. Estamos arriba. La nieve, La Pandera está a nuestro alcance. Una alfombra mullida nos soporta, nos mece. Extensa llanura, en lo alto, impensable. Gozosa.

Envueltos en plena naturaleza, acunados por un tapiz natural de flores nos dejamos llevar. Si queremos podemos gozar de estas sensaciones íntimas que son fruto del esfuerzo realizado.

Nos espera el Puerto de la Hoya. Ya nos asomamos a la civilización. En esta ocasión vamos a acortar nuestro descenso. En Riofrío tomaremos el autobús. Ojala que en esta ocasión podamos reparar la experiencia pasada.

Ciriaco Castro Toro.

Psicólogo municipal.

C/ Triana, 7

953 704307



Ruta de Senderismo por las Sierras de Jaén y la Cañada de la Azailla

El próximo día 27 de Abril, tendrá lugar la próxima ruta de senderismo al entorno de la Cañada de la Azailla. Visitarán la Cruz de la Chimba, La cuerva de los dos ojos, los Llanos de Palomares y el Puerto de la Silla. Unos 16 km. Salida a las 8:00 h. de la estación de autobuses de Martos. Irán en autobús hasta la Cañada donde harán una ruta circular. No olvidar el bastón, comida, agua y ganas de disfrutar en estas sierras. Es  necesario reservar plaza en el autobús. Por favor solo lo hagan  si están  plenamente seguros de  que puedan  venir.

Hoja de Ruta

Lentamente nuestras Rutas de senderismo nos van acercando a entornos próximos a nuestro término municipal. Dejamos nuestro rico paisaje de olivar centenario y descubrimos unos parajes de sierra, pura sierra. Empezamos a realizar unas rutas diferentes. Quizás la palabra “diferente” se familiariza con nosotros y nos anima a seguir descubriendo estos entornos que no por próximos nos son más conocidos. Subimos al Cerro de la Luna, en plena Sierra de Ventisqueros. Desde su cumbre, de 1763 metros, se nos achica en la lejanía nuestra Peña. Desde aquí divisamos y casi trazamos posibles rutas por la Cañada de la Azadilla.

La fuente de la Cañada de las Azadillas se ha preñado de agua. Su diminuto caño se ha multiplicado en las sorprendidas rendijas que arrojan sin consideración otros tantos chorros de agua.

Ascendemos. Es necesario alcanzar la senda. Para empezar la primera pendiente no me gusta, me cansa. La tengo que repetir con mucha mas calma. El sendero empieza a ascender suavemente, muy suavemente. Debe ser un sendero antiguo, transitado. Pequeños muretes de piedra ayudan a consolidar sus trazos. Señales viejas, dañadas por el paso del tiempo nos informan del camino adecuado. Descubrimos en sus señales (blanco y amarillo) que se trata de un Sendero de Pequeño recorrido. Casi sin querer un manto enorme de pinos se pone a nuestros pies, valles profundos y picos próximos nos acompañan. Empezamos a llanear. Nos encontramos en los Llanos de Navalopo, indicadores de una depresión glaciar. La vereda se ha hecho senda transitable para vehículos. A la derecha ascendemos un poco. Nuestra primera parada. El Refugio de la Cruz de la Chimba. 1125 metros. Jaén, su núcleo urbano, la Catedral, el cerro del Castillo alejados y diminutos. Empezamos a sentirnos montañeros. Son sensaciones de conquista. De liberación. El esfuerzo del ascenso nos abandona.

Nueva meta. El Collado del Pocico. Aquí encontraremos la Cresta de Matamulos. Un nuevo sendero nos sumerge en un valle profundo, alterado por los árboles caídos, testigos del invierno pasado. Sendero muy transitado. Pasos alternativos, ya abiertos, nos indican la mejor forma de superar estos obstáculos. Ascendemos. Los pulmones se ensanchan. Subimos. La cumbre se ve muy próxima. Superamos el último tramo. Llegamos. Impresionante. No sabemos a dónde acudir. El paisaje se ha multiplicado. El Quiebrajano, a rebosar, se nos aparece a nuestros pies. El cañón de Pitillos se ha borrado con el agua. La ladera izquierda de olivos, salpicada de cortijos y roturada por caminos. De frente nuestra conocida Sierra de Ventisqueros. La Sierra de la Pandera, familiar por sus antenas. Al Este Cagasebo y Peñablanca. Comprometedores, al norte, permanecen Grajales. Puerto Alto. Inmensidad de pinos. Y sugerentes los llanos de Palomares. Como buenos montañeros nos liberamos de nuevo y nos animamos a seguir conquistando estas sierras.

Los Llanos de Palomares nos acercan al Puerto de la Silla. Con la impresión de la Cueva de los dos ojos nos dirigimos a nuestra meta, la Casería de la Cañada de la Azailla. Javier López Fuentes, nuestro guía nos ha hecho sentirnos montañeros, aunque sigamos envidiando sus subidas a picos un poco más altos.

Ciriaco Castro Toro
Psicólogo Municipal.
Ayuntamiento de Martos.
Calle Triana, 5. Edificio Municipal

953 704307

psicologos.ciriaco@martos.es



Ruta senderista por la igualdad – Molinos de Agua : El Cubo

Ayto. Martos | Dentro de las actividades que organiza la Concejalía de la Mujer, a través del Centro Municipal de Información a la Mujer, mañana miércoles, 17 de abril, se va a realizar, en colaboración con la Concejalía de Medio Ambiente, una Ruta Senderista por la Igualdad al Molino de El Cubo.

Esta Ruta de Senderismo tiene como objetivos principales:
1.Conocer, a través de los molinos de agua, la historia de los recursos ambientales y patrimoniales de Martos y la aportación de las mujeres a los mismos
2.Potenciar la participación de las mujeres en el mantenimiento y conservación del medio ambiente

Para las personas que nos quieran acompañar, saldremos a las 09:15 horas de la Plaza Fuente de la Villa.



Ruta de Senderismo: Jaén – Martos

El Próximo día 23 de Marzo, saldrán desde Jaén para realizar la ruta de senderismo y se reunirán en la catedral, que será el punto de partida.  Hora de salida: 8 Horas. Vendrán andando  por el Neveral, a Martos. Una vez en Martos,  cabe la posibilidad de hacer una comida juntos en la Plaza Fuente de la Villa.

Menú: bebida, papas fritas a lo pobre, centro de pinchos y flamenquines, fruta y/o flan. Precio 10,50. €.

El que quiera comer lo debe comunicar para reservar plato, por favor antes del jueves.

Hoja de ruta

Son unos 24 kilómetros. Si vamos por la sierra andaremos algo más. El camino, como todo camino nos plantea interrogantes. Nos ofrece oportunidades. Se carga de contenido en su andadura. El mismo camino se hace diferente en función de muchos aspectos: Las razones del viaje. Hay viajes obligados, urgentes. Otros son libres, de placer. El estado de ánimo. Los viajes, y más si se hacen andando, sintonizan nuestro estado de ánimo. La compañía. Los viajes, las rutas que hacemos solos nos conectan con nuestro medio natural. Nos comunican con los accidentes del camino, con su vegetación, con su fauna. Los viajes, las rutas en compañía nos ayudan a relacionarnos. Son un acicate para la charla distendida. Vínculos de relaciones interpersonales, estrechados por la propia dificultad, compartida, del propio camino. Andar. Andar.

Andar. Receta obligada en la práctica médica. Remedio amplio para todo tipo de males. Actividad conquistada en nuestra vida cotidiana. Moda? Andar. Andar es moverse, es desplazarse, es ir en busca de un objetivo, de un destino. Andar durante toda la vida. Andar durante toda la historia de la humanidad. Esencia del Homo mobilis.

Nos reunimos en la catedral. Buen punto para salir. Muchas veces hemos ido a la capital. Médicos, papeles, gestiones, reuniones familiares nos han llevado a Jaén. Hoy nos toca volver. Partimos de la catedral. Visita obligada de todos los provincianos. Retablo referente de múltiples leyendas. Obra ingente que llega a reventar una vaca del esfuerzo realizado. Expresión del saber hacer, saber construir, secular. Espacio de culto de diversas culturas. Territorio de la antigua mezquita. Lugar, laberinto balconado de exposición de la corte celestial. Expresión concreta, pétrea, de bulas papales. Escaparate de Vandelvira. Escaparate conjunto del deseo de ser calificada como Patrimonio de la Humanidad .

Andar. El silencio del camino nos adentra en el silencio cambiante de la naturaleza. Nos cruza una paloma torcaz. Inicio de la temporada de llegada de las aves migratorias. Su tamaño y su banda blanca en las alas nos anima a reconocerla. Presencia que nos asegura en la estación invernal. Sin embargo otras noticias nos informan de las consecuencias del cambio climático. Me hacen llegar la imagen de un nido de tórtola, autóctona, con sus pichoncillos, pelones, indefensos. La lluvia pertinaz nos sumerge en mil arroyuelos. La tierra escupe agua por doquier. Andar. La naturaleza activada por el ritmo de las estaciones se hace presente. Disponemos de un salpiqueo florido para disfrutar durante todo nuestro camino. Para mantener el interrogante de la diferente tonalidad de sus flores. Y humildes, rastreros los lirios acuden en su compañía. Presencia compañera en casi todo nuestro camino. Con sus interrogantes de diferentes coloridos: morado y blanco. Con su hostil compañera la aulaga. Arbusto defensivo, expresión paradójica de lo bello y lo agresivo. Planta querida en épocas pasadas por su fuerza calorífica. Buscada para atender las demandas de los hornos de cerámica. Relegada a mostrarnos, sin uso, sus mantos de flores amarillas.
Andar. Andar como nuestros antepasados. Ahora de vuelta. Andar para redescubrir antiguos molinos hidráulicos. Andar para reencontrarnos con las ardillas, junto a la casería de D. Cesar. Comprobar la presencia del nido de la golondrina dáurica. Andar para volver a casa.

Ciriaco Castro Toro
Psicólogo Municipal.
Ayuntamiento de Martos.
Calle Triana, 5. Edificio Municipal

953 704307

psicologos.ciriaco@martos.es



“Aplazada” la Ruta de senderismo: La Pandera, Puerto de la Hoya

APLAZADA SIN FECHA POR CAUSA DE LLUVIA LA RUTA PREVISTA PARA ESTE SÁBADO

Nueva ruta de senderismo programada para el próximo día 23 de Febrero, se presenta como una ruta de alturas. Se desplazarán en autobus, importante  reservar plaza. No olvidarse el bastón. Se estará  pendiente del tiempo, porque  amenaza lluvia, estad atentos por si es necesario aplazarla, en ese caso se les comunicará por correo.

La  Pandera, Puerto de la Hoya

Un paisaje de alturas.

HOJA DE RUTA

El autobús nos deja en  el Puerto Cobertera. 1150 metros de altitud. A nuestra derecha se alza el Cerro de la Luna, en Ventisqueros, 1763 m. Lo reconocemos. Estamos en la cara sur de la gran mole: La Sierra de la Pandera, 1872 metros sobre el nivel de mar. Puerto conocido, partida cargada de interrogantes, de posibilidades.

El camino que conduce a un cortijo próximo nos acerca al saludo amistoso de unos enormes perros, guardianes de las ovejas. Unos patos se pasean ajenos a su entorno por el estanque circular del agua. Nos acoge una vereda.  Nuestra vereda, nuestra amiga. Nuestra guía.

Vereda que abraza suavemente la Sierra , por la cara este, y nos introduce en un inmenso paisaje.  Es necesario pisar en el lugar oportuno. La vereda, firme, antigua, cargada de historia, cargada de caminantes de antaño, nos acepta. La subida es fácil. Los pequeños altos nos permiten otear al próximo y conocido Pitillos. El Pantano, espejo matinal, nos lanza reflejos solares molestos. Un hilillo acuoso, serpentea por la superficie.

-         Parece que fuera el agua del río, que por diferente temperatura se adentrara camino de la presa.

-         Eso parece.

La bruma empieza a disiparse. La vereda nos va  a mostrar su sabiduría acumulada. La mano del hombre queda patente. Para salvar la subida se han construido muros de piedra, que dan consistencia a la vereda.  Nos permite pisar firmes, seguros. La superficie ganada a la sierra nos ofrece un piso amplio. Subimos. Respiramos. Subimos. Un poco más.

-         En las subidas lo mejor es no mirar a la meta, no pensar en el camino. Sólo recorrerlo.

-         Acepto tu sabio consejo.

Aunque acudo a preguntas fáciles que me permiten dejar de hablar. Descansar. Y continuar con la conquista de la primera meta.

Ya en la cara sur nos alejamos. En primer plano La Cresta de  Matamulos. Aun no vemos la cima de la  Cruz de la Chimba. (1125 m.).  El telón de fondo lo conforma Grajales. A su izquierda Puerto Alto. A su derecha los Llanos de Palomares. Muy al fondo El Almaden.

Estamos arriba. Primera batalla.  Nuestra próxima meta el Pilar. Un último esfuerzo, ascendemos suavemente. Sin querer, casi sin notarlo, llegamos a los Llanos de la Nava, 1477 m. La nieve, La Pandera está a nuestro alcance. Una alfombra mullida nos soporta, nos mece. Extensa llanura, en lo alto, impensable. Gozosa. Toca descender. El Cagasebo nos sirve de referencia. Más abajo Peñablanquilla. Dejamos a la derecha la Fuente del Obispo. La casa, en piedra, abandonada. Antigua casa forestal. Los hitos recientes nos permiten ascender hasta el Puerto de la Hoya. Civilización.  En total unos cuantos kilómetros de disfrute. Tan próximos y tan alejados. Tan llenos. El esfuerzo merece la pena.

Ciriaco Castro Toro.

Psicólogo municipal.

C/ Triana, 7

953 704307



Ruta de senderismo: Molinos de Agua. El Cubo

Ruta de senderismo: MOLINOS DE AGUA. EL CUBO.
Un descubrimiento del pasado próximo.

El día 26 de Enero saldrán a las 8,30 de la Plaza de la Fuente de la Villa.

ATENCIÓN:

1. Os encontrareis en algún tramo con barro.

2. Debéis atravesar el Arroyo, si os deja.

3. Recorrido total en torno a 14 km, ruta de poca dificultad.

Muy importante el bastón, chubasquero, calzado apropiado y los “ojos de ver y los oídos de escuchar”.

HOJA DE RUTA

El paréntesis de la aceituna nos aleja de nuestras rutas. Con enero retomamos nuestras experiencias. Algunos senderistas me transmiten su inquietud ante la próxima ruta. Sentimiento que se me acrecienta al documentarme y ampliar mi información sobre los molinos hidráulicos.

Accedo al Catastro del Marqués de Ensenada, año 1752, y descubro la pregunta nº 17: Si hay alguna mina, salinas, Molinos harineros, o de papel, batanes, u otros artefactos en el termino, distinguiendo si de metales y de que uso, explicando sus dueños, y lo que regula produce cada uno de utilidad al año.

En las páginas 35 – 40 se hace una descripción detallada de los molinos de Martos y de sus propietarios. Aquí se indica la existencia de 3 molinos harineros en la Pontezuela, cuyos propietarios son Pedro Moreno, Bernardo Alboz y Martín Ortega. Uno de ellos estaba situado junto a la Torre García. Construcción fortificada del año 1246.

Mi inquietud se une a una gran expectativa por poder recorrer y reconstruir juntos, en esta ruta, el mundo mágico del uso del agua. Nuestro territorio guarda celoso la experiencia acumulada de nuestros antepasados durante muchos años. Me ilusiono al descubrir y participar de un espacio lleno de historia. Me ilusiono al intentar “leer e interpretar” esos signos, evidencias del uso y asentamiento humano en el territorio de esta ruta.

El Pocico nos exige una parada para comprobar la fuerza del agua, que la preñez de la Sierra de la Grana expulsa por una de sus salidas primerizas. Lugar de socialización, espacio de tertulias prolongadas en los largos días de lavado de las mujeres del barrio de la Fuente de la Villa. Terreno común desprovisto actualmente de este calificativo.

En la Pontezuela descubrimos los restos del segundo molino. Afirmamos, de la mano de sabios arqueólogos, la existencia de un molino, el tercero, de la época de los romanos al comprobar la conducción del agua en la presa romana, que vamos a visitar.

La magia del agua se hace cascada en el nacimiento del Arroyo del Cubo, que recibe agradecido las aguas del Arroyo La Maleza y el Arroyo de las Mulas. El Cubo crea en su inicio un pequeño bosquete de ribera, auténtico nicho ecológico que nos aleja del reiterado paisaje uniforme de nuestros olivares.

Sobre el espacio de una antigua villa romana D. Luis de Guzmán, Comendador de la Orden de Calatrava, manda construir en el año 1437 un molino harinero, el Molino del Cubo. En él se confunde el nombre del arroyo con el nombre que se da a este tipo de molinos. Diferentes de los molinos de aceña que reciben el impulso de agua en una piedra vertical.

El molino nos abre al conocimiento sabio necesario para moler múltiples elementos: cereales, aceituna, uvas, minerales, zumaques. El molino hidráulico nos conduce al sabio uso del agua en la alimentación de los fuelles de las fraguas.

Pero mantenemos la duda de si en esta ruta vamos a encontrarnos con la niña que mantiene su llanto continuado en el Molino del Cubo.

Ciriaco Castro Toro
Psicólogo Municipal.
Ayuntamiento de Martos.
Calle Triana, 5. Edificio Municipal

953 704307

psicologos.ciriaco@martos.es



Cambio de Fecha de La Ruta de Senderismo: LOS ZUMAQUES, La Hoya de Charilla

Cambio de fecha de la Ruta a Los Zumaques que estaba programada para el día 24 de Noviembre,  se realizará el próximo día 10 de noviembre.

Saldrá en autobús a las 8 horas de la Estación de Martos, conviene reservar plaza en el autobús, se ruega que se reserve plaza “SOLO” si se tiene la seguridad de poder ir.

Se recuerda: llevar bastón, se pueden encontrar con zonas de barro, el chubasquero, dado que se anuncia una lluvia tolerable, echar dos bocadillos, pues os cogerá la hora de almorzar en el camino.

Pasados los zumaques continuará la ruta hasta La Hoya de Charilla.

Contarán con dos guías excepcionales: Manuel Anguita, el de los zumaques y Juan A. Hueltes de la ADAN Zumaques.

Se está en conversaciones con el dueño del restaurante La Sierra la Martina, por si os puede atender el día 10 y cuál sería el precio del menú.

HOJA DE RUTA

Ruta de senderismo: LOS ZUMAQUES. La Hoya de Charilla
El goce de los sentidos  10.11.2012.

LOS ZUMAQUES NO NOS ESPERAN

Trato de recordar y no lo consigo: Qué me llevó a fijar la ruta de los Zumaques para el día 24. Hoy descubro que los zumaques no nos esperan. Hablo con Juan Antonio Hueltes, de la Asociación de Deporte Alternativo en la Naturaleza, ADAN, los Zumaques, amigo y guía.

Se me agolpa la tarea. El tiempo se anuncia con una ligera lluvia, soportable. El autobús atiende a nuestro requerimiento de cambio de fecha, amablemente. Con cierto nervio y emoción recibo las propuestas de Juan Antonio. “Si te parece os busco a un señor mayor que ha vivido, con su familia, durante muchos años de la explotación de los Zumaques”. “Debes pensar, si vais al nacimiento del Río San Juan, que el río va cargado de agua y os resultará difícil atravesarlo. Además os vais a encontrar mucho barro”.

Sus palabras me recrean en la masa de zumaques. Me ilusionan en una inmersión sin tiempo en este bosque singular. Me emocionan al soñar compartir estas vivencias con la experiencia, con la sabiduría acumulada de alguien que ha vivido con y de los zumaques. Manuel Anguita, el de los zumaques. Me viene a la memoria aquello de que cada momento es único, irrepetible. Cada momento se vive desde un contexto único, en un espacio y tiempo personal singular. Sueño desde mis sueños infantiles, soñados por ser muy esperados. Y confío que lleguemos a tiempo. Confío en poder revivir estas emociones nobles, profundas de goce con los zumaques.

Me animo a cambiar nuestra ruta. La sierra sur, desde su silencio, nos reclama de nuevo. Los vestigios de las torres vigías, la riqueza de arroyos y de agua, el paisaje típicamente mediterráneo, su propia fisonomía cargada de valles y de montañas, el salpiqueo de cortijos abandonados… Todo ello son indicios de un territorio poblado, cargado de historias, de vida.

Fijamos nuestra meta en la Hoya de Charilla. Su nombre nos sitúa en una hondonada, arropada por las sierras La Martina, 1558 m; Rompezapatos, 1410 m y El marroquí, con 1580 metros de altitud. Cortijada que ha sufrido en su territorio el paso del modelo de sociedad. De los 200 habitantes, de antaño, ha pasado a mantener sólo a 5 familias. Y aquí recobramos el, llamado, Camino de los pescadores. Lugar de paso obligado, años ha, en el comercio del pescado de Málaga a Jaén. Territorio de sierra, con 1080 metros de altitud, con aprovechamientos del carbón y de la destilería de lavanda y otras especies aromáticas. Cortijos con el sabor de haber recuperado juegos y usos tradicionales como el tiro con honda, las competiciones de tirachinas y el pingolé, que en mi pueblo era conocido como el juego de la pita.

En Charilla descubro a Ciudad de Flora. Su historia nos informa de las relaciones medievales entre la cultura cristiana y árabe. Flora, ejemplo invertido de nuestra paisana Isabel de Solís. Su lavadero público, espacio de socialización. Y se dice que hay un fandango de Charilla.

Sierra sur, tierra de romances. Sierra sur, refugio de todo un movimiento revolucionario, con Tomás Gómez Villén, Cencerro, a la cabeza. Pretexto reciente del Lector de Julio Verne, de Almudena Grandes. Sierra sur, la gran olvidada, la de los grandes tesoros.

Gracias por permitirnos descubrir tus secretos de la mano de nuestros amigos y guías.

Ciriaco Castro Toro
Psicólogo Municipal.
Ayuntamiento de Martos.
Calle Triana, 5. Edificio Municipal

953 704307

psicologos.ciriaco@martos.es