Warning: rand() [function.rand]: max(-1) is smaller than min(0) in /homepages/36/d229870033/htdocs/martosaldia/wp-content/plugins/wpads/wpads-class.php on line 143

Restauración de las Murallas y Torre Almedina, ¿para cuando?


Warning: rand() [function.rand]: max(-1) is smaller than min(0) in /homepages/36/d229870033/htdocs/martosaldia/wp-content/plugins/wpads/wpads-class.php on line 143

GIF animado simulando la restauración de las murallas

José Jiménez | Si de algo hemos adolecido siempre los marteños ha sido de una flagrante falta de consideración hacia parte de nuestro patrimonio cultural (también del ambiental, pero ese es otro tema).

Creo que después de tantos años los diferentes políticos que van pasando por nuestro consistorio, sean del color que sean, se van quedando sin argumentos a la hora de justificar el que a día de hoy sigamos sin haber puesto en valor parte de nuestro gran patrimonio. El tema de Castillo de la Peña es ya vergonzoso, porque no se trata de una cuestión técnica ¿o es que el único castillo que no se puede restaurar es el nuestro? No hay más que ver fotos del estado en que estaban los castillos de Jaén o Almodóvar del Río antes de restaurarlos… y se consiguieron fondos y se restauraron y hoy día son un importante atractivo turístico que genera actividad económica en sus respectivas localidades, se arregló el del Alcaudete y en Alcalá la Real están haciendo un trabajo fabuloso. Sería absurdo decir que el de Martos es un caso sencillo por la propia orografía del municipio… pero cosas más difíciles se han hecho y aquí parece que nos acobardamos, pero señores del Ayuntamiento ¡¡es que estamos hablando del emblema de nuestro pueblo!! ¡¡de nuestras raíces más profundas!! ¡¡DE NUESTRA IDENTIDAD LOCAL!! Es que en general debería de parecernos intolerable esa falta de consideración, porque además es una cosa que los marteños reclaman, es una demanda histórica y recurrente… que recurrentemente ya se encargan de despachar diciendo que “no se puede”. A pesar de la crisis y aunque no sea el mejor momento, no me creo que no existan líneas de financiación a nivel estatal o europeo a las que acudir, porque además eso generaría empleo entre otras cosas.

Pero es que la cosa no se queda ahí. En el mismo casco urbano tenemos algunos lienzos de murallas espectaculares y con un potencial asombroso que se están cayendo a pedazos y están llenos de basura. Hoy he estado en lo alto de la peña y desde allí he podido hacer algunas fotos de la zona de la Torre Almedina y los lienzos de muralla aledaños y eso da pena. Se me ha ocurrido “restaurarlo” en plan casero con photoshop y hacer un gif animado comparando el estado actual y como se podría quedar esa zona con un pequeño arreglo. Es una zona con un potencial estético considerable y que estaría muy bien poner en valor. Por cierto, que hace un tiempo escuché que delante de ese lienzo se quiere autorizar la construcción de 3 edificios que taparían parte de ese lienzo ¡¡eso ya sería el colmo!! no entro en ese tema porque eso da para escribir varios folios… desde luego si a alguien del Ayuntamiento alguna vez se le ocurre autorizar construir delante de ese lienzo es para desterrarlo del pueblo como se hacía antiguamente.

También hay que reconocer que las obras de restauración de la muralla que hay delante de la Virgen de la Villa están siendo muy acertadas y la zona está recobrando un esplendor que está cambiando el paisaje de Martos, ese trabajo es para quitarse el sombrero (al margen de que por mucho que las asociaciones ecologistas avisaron, no se contó con ellas para aprovechar la restauración para adecuar algunos antiguos nidales de cernícalo primilla que tras las obras se han perdido definitivamente).

GIF animado

Como marteños tenemos que reclamar que se mire y se cuide de nuestro patrimonio. Es evidente que no es el mejor momento económicamente hablando para acometer obras de restauración a gran escala (o quizá sí, si se busca la financiación concienzudamente) pero el caso es que cuando la cosa estaba bien tampoco se hizo, ningún gobierno se ha tomado en serio esta petición del pueblo y no teníamos que consentir que nos hagan resignarnos a ver como lo poco que queda se va cayendo a pedazos sin que nadie se inmute.

Tengo 27 años ¿yo también me voy a morir sin ver el castillo de mi pueblo restaurado?

José Jiménez Garrido – (más fotos en www.flickr.com/photos/josejimenezgarrido)

Compartir en Tuenti Restauración de las Murallas y Torre Almedina, ¿para cuando?

Etiquetas: , , ,

Entradas relacionadas

21 comentarios
Deja tu comentario »

  1. Eso en parte es culpa de nosotros loa ciudadanos de a pie no?

    Por que no hacemos como en otros pueblos y montamos una plataforma para reivindicar la restauración del castillo que es exactamente lo que nos prometieron?

    Las cosas en Martos son como son por que los ciudadanos no nos movemos.

    En pegalajar se unió todo el pueblo para que salvaran la charca,en Alcalá la Real defienden con uñas y dientes la restauración de sus murallas

    Y en Martos???

  2. Yo estoy a favor!!! Me parece una idea genial!!

  3. ¿Las murallas? bah! déjalas como están , ¿el castillo? pa que! a quien le importa. No restauréis nada si vamos a ver caer chuzos de punta, estaros quietecitos anda.

  4. Suscribo tus palabras, muy de acuerdo con todo lo que has dicho pero parece ser que a nuestros politicos no les importa mucho y siempre terminan diciendo que no es viable y los marteños tontos que somos y conformistas nos callamos. Martos tiene un potencial turistico que hay que sacarle provecho

  5. Blackcat, entiendo tu pesimismo porque te puedo asegurar que ahora mismo no puede haber nadie más pesimista que yo, que con carrera, 3 idiomas, 2 FPOs y experiencia laboral aqui y en el extranjero llevo más de medio año parado y con vistas a unirme a la desbandada general de jóvenes que tienen que emigrar para buscarse la vida.
    Pero también digo algo… este pais tendrá que vivir de algo, jamás vamos a volver a vivir de la construcción, hay que buscar un nuevo modelo de economía y actividad ¿Qué queremos que sea nuestro pais? Restaurar un castillo sería apostar por la recuperación del patrimonio, fomentar el turismo, hacerlo además de una manera ecológica y sostenible ¿Cuantos puestos de trabajo se podrían generar no solo en las obras de restauración sino luego con su posterior explotación? guías turísticos, alojamiento… no sé… está claro que la cosa está para ser pesimista (te lo digo por experiencia) No digo que el pais vaya a vivir de estas cosas, pero también hay que ir aportando ideas y buscando nuevos sectores estratégicos para cuando pasé el temporal (si es que la cosa no pasa de tormenta a tornado… que visto lo visto no es descartable).

  6. Pero no dijeron en las elecciones que habían pedido la subvención esa del uno por ciento cultural al ministerio de cultura o fomento ya no recuerdo exactamente cual era

    ¿Por que no tiran adelante ahora?

    Es que yo no lo comprendo,en alcaudete ya tienen casi montado un centro de recepción de visitantes,y están preparando para montar una Villa Turística con mas plazas de hoteles,parking para coches,parking para turismos,casas rurales…

    En Alcalá la Real van a montar un parador de Turismo!

    En Jamilena tienen casi montado un complejo turístico en la antigua cantera con museo incluido!

    Valdepeñas están montado un centro para fomentar el ciclismo

    Los villares compraron la antigua base del ejercito y tienen casi montado un hotel rural y restaurante a todo lujo

    ¿Y que pasa con Martos?

    Yo es que no lo comprendo!

  7. Dadas las actuales circunstancias de los fondos públicos, yo
    propongo que cada ciudadano de martos ingrese en una cuenta
    destinada a tal proposito unos 1.200 €. Si todos participamos
    podremos llevar a buen puerto este proyecto.

  8. Años llevamos escuchando a cada uno de los políticos que nos gobiernan prometer hasta la saciedad la RESTAURACIÓN de las murallas y hoy día seguimos viendo como se vienen abajo. En Alcalá la Real existe un apoyo unánime de las fuerzas políticas a la hora de restaurar su fabulosa fortaleza de La Mota. Esto por desgracia no existe en este pueblo, ni nunca lo ha hecho; Hoy día lamentamos la pérdida de joyas como la Iglesia de San Francisco, vemos como casas antiguas de una valor artístico y arquitectónico impresionantes, se dejan caer en el casco antiguo reduciendose a escombros. Todos en su programa hablan de la revitalización de nuestro casco antiguo… Dónde está?? Que hay de nuevo??… En 10 años hablaremos de aquel barrio alto que fué la cuna en nuestro nacimiento y que la dejadez de nuestros políticos hizo que todo se redujera a escobros, fuera ocupado por la maleza y se convirtiera en la “ciudad sin ley”. Estamos siendo gobernados por gente ignorante de la cultura y vacios de sentimiento hacia lo que fué nuestra historia. Las promesas caen en saco roto y nosotros seguimos aguantando sin que exista una voz que destaque entre la multitud y luche por aquello que es nuestro.
    Visitas ciudades como Baena, Alcalá, Torredonjimeno… con cascos históricos cuidados al máximo, llenos de vida, atractivos para el viajero…y llegas a Martos y lo que ves es un casco histórico sucio, ruinoso y MUERTO.

    Una concejalía de CULTURA no significa promover los macrobotellones festivos… pero claro, que le vamos a pedir a alguien que ignora lo que significan las palabra HISTORIA.

    Saludos.

  9. Todo lo que se ha escrito y dicho en estas páginas es muchísimo…..Todo lo que se ha hecho desde el ayuntamiento y otros (plataformas, etc.) es NADA. Enhorabuena por el que inicia esa reivindicación, me parece un texto fabuloso, pero hay que darle VOZ ALTA y que desde el ayunt. se oiga, porque sino, no hacemos nada (aunque así no creo tampoco vamos)

    Estoy muy de acuerdo es que esto se lleve a cabo, es una clara inversión de futuro, reconstruir –>atrae turismo –> deja dinero a empresas y pueblo –> etc. etc. etc.

    Creo que aquí las empresas privadas tenían que dar ejemplo y ellas tomar la iniciativa para ese fin, con apoyo incondicional del ayuntamiento, por supuesto.

    Moriremos sin ver nada, comentaremos sin respueta, nos quejaremos en silencio. Así será esto

  10. Creo haber leído en el programa electoral del partido ANDALUCISTA, que DOÑA CUSTODIA tenía como objetivo el restablecimiento del valor cultural de nuestra PEÑA! Qué pasa con eso¿? Son palabras y más palabras?¿?

    Y qué me dicen de los túneles que existen en Martos. Nadie ha bajado a ellos desde hace mucho tiempo. Cuánta riqueza habrá escondida en ellos¿?¿? RECUPEREMOS NUESTRO MARTOS!!

  11. Este tipo de debates tienden a ser socialmente muy aceptados porque en ellos existe cierto grado de sentimentalismo y no conviene mezclar los sentimientos con la razón. Cuando era un crío mi opinión era totalmente distinta. El paso del tiempo y la formación hacen ver el mundo de otra manera.

    Cultura es aquello que nos llega, lo asimilamos, utilizamos y transformamos para entregárselo a las nuevas generaciones. Nuestro deber para con la historia es respetar y conservar todo aquello que recibimos de nuestros antepasados por la sencilla razón de que eso es cuánto fuimos o lo de lo que fuimos lo que nos ha podido llegar. Gracias a lo que fuimos, somos hoy lo que somos.

    Esta reflexión trasladada al ámbito del patrimonio histórico nos indica que nuestro deber es respetar, cuidar y conservar todo cuanto se nos ha sido dado por la historia. Pero una cosa muy distinta es cuidar y conservar el patrimonio y otra muy distinta es inventárselo. Para entender el patrimonio, hay que entender numerosos factores históricos, económicos, sociales… de las distintas épocas en las que ese patrimonio fue construido y utilizado. Es en este contexto en el que el patrimonio cobra valor. Todo esto trasladado al ámbito de la arquitectura no quiere decir más que la rehabilitación es un factor muy a tener en cuenta y la reconstrucción es una banalidad.

    No tiene ningún sentido reconstruir cualquier patrimonio por la sencilla razón de que existan ciertos restos. Restos históricos los hay en prácticamente todos los lugares del planeta porque el ser humano lleva bastante tiempo habitándolo. Lo que distingue a unos pueblos de otros en este sentido es que unos tienen numerosos restos y de gran valor y saben distinguir entre ellos lo verdaderamente importante y, otros pueblos donde no existen tantos se los inventan.

    Es un deber moral y social respetar y conservar nuestro patrimonio pero perdemos el tiempo si lo que pretendemos es reconstruirlo. En este sentido es importante estudiar concienzudamente y conservar en la media que sea posible los restos del castillo, así como de la defensa del casco histórico. También es un deber transmitirle a las generaciones futuras este patrimonio en el estado que nos ha llegado para que ellas puedan disfrutarlo del mismo modo que nosotros lo hacemos.

    Los restos del castillo y de la defensa existentes no tienen sentido por ser de piedra, por ser antiguos, por recrearnos una visión nostálgica de lo que fuimos… Tienen sentido por ser un patrimonio histórico vivo de lo que en su día fuimos. Para poder entenderlos, habría que saber cómo fue y cómo vivía la sociedad que los levantó y, es sólo dentro de ese contexto, en el que adquieren valor. Eso sí, un valor meramente histórico.

    Cuando un pueblo se enfrenta a cuestiones de esta índole puede hacerlo de varias maneras, fundamentalmente de dos: actuando con el corazón y la nostalgia o actuando con la razón y el sentido común. El primer planteamiento lleva a uno a reconstruir todo cuanto anhela para satisfacer su desconocimiento e imaginación de una sociedad en la que no ha vivido (la mayoría de las veces cómo se desconocen datos, muchas partes se inventan o recrean e incluso con todos el resultado no es más que un objeto anacrónico en el tiempo y sociedad). El segundo planteamiento conlleva un estudio y análisis de lo encontrado y un deber de conservación sobre aquello.

    Por ejemplo, ¿nadie se ha planteado por qué Italia nunca ha reconstruido el Coliseo, Grecia el Partenón, España Medina Al-Zhara…? Primero porque no tiene sentido reconstruirlos porque por mucho que se quisiera sería imposible volver ha hacerlos desde el punto de vista técnico (no hay canteros que trabajen la piedra como en aquel tiempo…), documental (no todos los datos se conocen)… iguales a su origen; porque desde el punto de vista patrimonial los bienes adquieren un valor no por ser como son sino por ser históricos, por ser un reflejo de la sociedad que los hizo y los utilizaba; y porque el patrimonio es un fiel reflejo de la historia que ha sufrido, no conviene ni inventarle una nueva ni borrarle la que tiene.

    Con esta reflexión lo que quiero hacer ver es que nuestros esfuerzos, deberían de estar dirigidos a una conservación del patrimonio heredado para que otras generaciones lo disfruten y si se quiere actuar en él se haga bajo las premisas de la sociedad actual, creando espacios y patrimonio que sean un reflejo de lo que somos con el objetivo de aportar a la historia ese pequeño granito de arena que nos corresponde.

    La sociedad debe preocuparse tanto por lo que recibe como por lo que transmite. Por ejemplo, ¿nadie se ha planteado por qué construir un teatro nuevo existiendo unos espacios escénicos que podían haber sido rehabilitados para tal fin y cuyo final será la destrucción para la construcción de viviendas?, ¿nadie se ha planteado que con la construcción del nuevo polígono olivarero los terrenos que ocupan las actuales cooperativas o fábricas pasaran a ser viviendas perdiendo un patrimonio de lo que hoy somos?, ¿por qué en la vecina localidd de Torredonjimeno se cierra una fábrica de cementos (símbolo de la época actual) y nadie se plantea su reconversión en otro tipo de uso en lugar de su demolición?… Estos ejemplos también son un tipo muy importante de patrimonio que podría servir para que cuando las generaciones futuras no analizaran entendieran cómo éramos.

    Por último y, no menos importante, cuando se actúa sobre restos históricos lo hay que hacer desde el respeto pero desde la utilización de medios, técnicas, sistemas actuales que reflejen el momento histórico y social del momento. Si la arquitectura no fuera un reflejo de la historia hoy, por ejemplo, seguiría en pie la Iglesia de San Pedro (Roma) original en lugar de la obra exquisita que tenemos. Si Miguel Ángel no hubiera modificado el proyecto de Rafael, si Borromini no hubiera modificado el de Miguel Ángel, si Bernini no hubiera modificado el de Borromini… San Pedro no sería hoy nada de lo que nos ha llegado. Todos estos proyectos modernos a cada cual más para el momento. A la historia no hay que tenerle miedo, hay que tenerle respeto. Si se quiere hacer algo en la cima de la Peña, hay que respetar y conservar lo existente pero lo que se añada hoy en día debe ser algo nuestro, que reflejara el momento que nos ha tocado vivir. Si quien hizo el castillo hubiera pensado de otra forma por respeto al entorno natural nunca lo hubiera hecho.

  12. SR. JIMÉNEZ: MIS SALUDOS MÁS AFECTUOSOS EN PRIMER LUGAR Y PASO A FELICITARLO POR EL ARTÍCULO, PUES ME PARECE JUSTO Y ACERTADO. NO VOY A INSISTIR EN TODOS LOS ARGUMENTOS, QUE SE EXPONEN EN EL ARTÍCULO Y EN LOS COMENTARIOS, SÓLO QUIERO HACER HINCAPIÉ EN QUE NUESTRO PATRIMONIO CULTURAL E HISTÓRICO NO DEBE PERDERSE, AL CONTRARIO, RECUPERARLO Y MANTENERLO PARA MAYOR VALOR DE NUESTRO BONITO Y PINTORESCO PUEBLO Y SOBRE TODO PENSAR QUE LAS GRANDES OBRAS SON PRODUCTO DE GRANDES PERSONAS Y QUE CON PACIENCIA, ESO SÍ, SE CONSIGUE CASI TODO. TODOS UNIDOS EN ESTAS CUESTIONES Y UN ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡VIVA MARTOS!!!!!!!!!!! MUY GRANDE.

  13. Fernando, muchas gracias por tu aportación, la he leído con mucho interés. Desde luego es evidente que son palabras de entendido en la materia y no me veo capaz de debatirte ningún punto. Pero si que te digo que leyendo algunas de tus frases haces que casi me sienta culpable por querer recuperar el patrimonio perdido. Después de leer tu texto estoy seguro de que hablo desde el desconocimiento… pero yo lo cierto es que en Alcalá la Real, Alcaudete, Jaén y en casi todos los castillos restaurados no se han tenido en cuenta esos patrones que propones. Yo si que creo en la restauración, aunque por desgracia no tengamos toda la información necesaria para hacerla de una forma absolutamente fidedigna.
    Personalmente lo veo como una reparación social y casi moral, de un error cometido.

    Fíjate en lo que te digo… cuando en 1998 tuvo lugar el desastre de Aznalcollar y se vertieron cientos de miles de toneladas de residuos tóxicos al espacio natural de Doñana (el humedal más importante y extenso de Europa) se invirtieron millones de euros en restaurarlo y reparar el daño contra ese PATRIMONIO AMBIENTAL. Nadie se planteó dejarlo contaminado y destrozado como testimonio de los factores históricos, sociales y culturales que imperaban cuando tuvo lugar este hecho. Y desde luego, tras la restauración no quedó exactamente igual ¿qué diferencia hay entre el patrimonio ambiental y el cultural? Nosotros hemos “contaminado” nuestro patrimonio cultural con una mala gestión… ¡¡y hemos de recuperarlo!!… descontaminarlo…
    Estoy de acuerdo en que si se restaura se deje la impronta del nuestro momento histórico… pero que se restaure.

    Yo si creo en la restauración y deberíamos PROPONER UNA FECHA y juntarnos en la casa de la cultura a tener una reunión informativa entre todos los interesados, quizá podamos crear una PLATAFORMA CIUDADANA de una vez por todas.

  14. Hola de nuevo, es que no dejo de darle vueltas…
    He encontrado otro ejemplo que se ajusta muy bien a lo que se ha comentado sobre la idoneidad de la resturación o no:
    La Laguna de Ruiz Sánchez en la campiña sevillana llegó a constituir uno de los humedales más importantes de Andalucía. En torno a los años 60 se desecó completamente como otras muchas lagunas españolas para utilizar esas tierras a la agricultura, se perdieron decenas de hectáreas de humedal con toda su biodiversidad..
    Hoy día existe un cultivo de cereal y olivar sobre esta superficie con su propia biodiversidad e identidad, sin embargo existe un proyecto de compra de las propiedades por parte de la administración con el fin de volver a restaurar ese humedal, cerrar los canales de desagüe y recuperar la superficie inundable.
    Bajo los pretextos que se han propuesto no se debería de recuperar, pues tras la desecación se ha originado otro ecosistema distinto de cultivo de cereal y olivar, si acaso, adecentar las pequeñas charcas que se originan cuando el canal de desagüe no da a basto.
    No hay mucha información de cómo era la laguna ni de profunda ni de forma antes de la desecación, luego la restauración no va a ser fidedigna. Y a mi no me vale que nadie ahora me diga que eso da igual, porque yo como ambientólogo entiendo la importancia de la profundidad original de cara a la presencia de ciertas plantas o anfibios que viven en unas condiciones de profundidad muy concretas.
    Sin embargo, se ha entendido que la actividad económica, la reparación cultural, el turismo que pueda generar y la recuperación en general de ese patrimonio perdido es más importante que el olivar y el cereal que se ha originado.

  15. Sinceramente, me ha costado mucho llegar hasta el final de la estéril perorata con pretensiones magistrales; y además, me ha hecho recordar a un nefasto e incompetente personaje de cuyo nombre no quiero ni acordarme.

    MARTOS es un pueblo con una gran historia milenaria, que se encuentra en destacadas páginas de la Historia de España, y por consiguiente, tiene un dilatado patrimonio inmueble, aparte, del mueble, intangible y natural. Lo que ha pasado, es que a lo largo de su Historia ha sufrido intermitentes decadencias por culpa de unos gobernantes incompetentes, ignorantes, vividores o analfabetos, que no han sabido mantener, conservar, restaurar o reconstruir sus monumentos arqueológicos, históricos, arquitectónicos, artísticos y otros.

    Desde tiempos anteriores a nuestra Era Cristiana, todos los pueblos de las diversas civilizaciones han conservado, restaurado, reconstruido, e incluso han trasladado, aquellos monumentos de singular valor histórico o arquitectónico.

    Y por último, ¿Como se puede ignorar? Que en la actualidad no hay profesionales, ni medios técnicos para poder reconstruir la parte que corresponda del Castillo de la Peña, o de las murallas de la antigua fortaleza-castillo, incluida la torre de Almedina.

    Saludos.

  16. Como ciudadano marteño y lector de este diario no digo que este señor (fernando) no lleve razon pero como dije Jiménez yo tambien creo en la restauración y el 99.99999 % de los marteños queremos la restauración de lo que un dia existió en nuestro pueblo porque esa es nuestra esencia, nuestra historia y cultura y no podemos permitir que se siga perdiendo ¿por qué no se va a poder restaurar? miles de obras de arte y monumentos mundialmente conocidos han sido restaurados, entonces ¿en Martos por qué noo? La cuestión está en que aqui nadie esta pidiendo que se invente algo que no existió si no que se recupere algo que si existió. Las murallas del Castillo de la Villa sí que se pueden reconstruir digan lo que digan y el Castillo de la Peña si no lo restauran, que al menos se consoliden las ruinas y se ponga en valor turisticamente la zona y no que siga abandonado tal cual está porque ahora mismo lo que hay está de erial y un hierbazal enorme y los niñatos que suben hacen gamberradas con las ruinas de nuestro castillo. Arriba se puede proponer numerosos proyectos de revalorización de la zona como crear un mirador con una especie de centro de interpretación de la zona, con paneles informativos de lo que fue cada uno de los elementos que existen como la torre del homenaje, aljibes, cubos de muralla.

    A mi no me vale que los politicos de Martos siempre digan no es viable la restauración y por tanto se deja abandonado, no señores, ya no valen las excusas, cuando hay VOLUNTAD se pueden hacer muchas cosas pero claro.. hace falta eso VOLUNTAD.

  17. José Jiménez, en primer lugar, con mi aportación lo que pretendía es abrir una reflexión sana sobre lo verdaderamente importante cuando se abordan este tipo de actuaciones, no usar mis palabras como lanza contra el modo de pensar de nadie.

    No estoy diciendo que el estado de conservación de los restos sea el más idóneo, de hecho creo que no existe ni un plan para tal fin. Lo que pretendo decir es que hay muchas formas de conservación y, es ahí, donde la sociedad debe de elegir cual es la más acertada. Hasta donde conozco, que es poco, los ejemplos de los municipios que has puesto son en gran parte recreaciones de la historia. Recreaciones también son, aunque en otro grado distinto e inventadas, Terra Mítica, Port Aventura… y creo que éstas, sin tener en cuenta otros factores, funcionan mejor que las primeras. De todas formas lo importante socialmente es que se haya llevado a cabo lo que los vecinos de sendos ejemplos deseaban, siendo aquí importante donde conviene remarcar que una cosa es el deseo y, otra muy distinta, el valor patrimonial.

    Cuando se hacen actuaciones de este tipo el pueblo, sin juicio previo, debería consultar a técnicos y éstos no decirles lo que quieren escuchar sino actuar de forma objetiva. Primero habría que estudiar qué es y cuánto lo que hay, después valorarlo y, por último, actuar. Si desde el primer momento ya se desea un resultado, se está procediendo de un modo poco correcto. Yo prefiero esperar, en caso de que se llegara a hacer un estudio razonable, a ver cual es el valor y juicio asignado libremente por expertos que partir de una idea preconcebida. Mucho me temo que el valor de los restos será el que es. Con estos datos sería entonces con los que deberíamos centrar nuestros esfuerzos en un tipo u otro de actuación. Gracias a la técnica se pueden hacer hoy en día recreaciones virtuales de cualquier cosa y, yo las prefiero, entre otras cosas porque son menos agresivas y más baratas, a las recreaciones de cartón, yeso o piedra.

    Lo importante no es mirarse al espejo de nadie o proponerse metas, lo verdaderamente importante es la decisión de saber a qué espejo mirarse y qué meta proponerse. Pongo un enlace relacionado con este tipo de cuestiones.
    http://www.ciccp.es/revistait/textos/pdf/10.%20Ignacio%20Bosch%20Reig.pdf

    Con respecto a los ejemplos planteados de Aznalcóllar, la Laguna de Ruiz Sánchez… Creo que no se ha entendido bien mi planteamiento. Desde el punto de vista de intervención sería igual de respetable intervenir para volver al estado original que no intervenir para dejar constancia de la huella humana pero desde el punto de vista ambiental, siendo este el factor que prevalece en el momento social actual, es más importante la reparación en la medida de lo posible del daño provocado. Al fin y al cabo lo que se trata es de elegir entre varios factores cual es el más importante y considero, en el caso que nos trata, que no es lo más importante reconstruir un castillo desde el punto de vista patrimonial porque el valor de ese patrimonio, como el de cualquier otro patrimonio histórico, es aquel valor que nos indica cómo era la sociedad que lo construyó, cómo vivían, cómo mutó esa sociedad… Ese valor, el verdaderamente importante, lo tienen los restos y nuestro deber es que lo sigan teniendo (mención aparte es que ni se hayan estudiado lo suficiente ni se conserven como debieran). Otra cosa muy distinta, que bajo estos preceptos carece de valor, es tener un castillo por tenerlo.

    Con respecto a Manuel Buenaño Pastor, noto cierta intención de descalificación hacia mi comentario (estéril perorata con pretensiones magistrales) por lo que pediría el respeto hacia una opinión distinta de la que él pueda tener. Dicho esto, uno tiene que ser consciente de lo que es para saber hasta donde puede aspirar. Martos, del que me siento muy orgullo por haber nacido y criado en él, tiene la historia y el valor histórico que tiene, no el que le queramos dar. Mirando hacia atrás lo único que se consigue es no mirar al frente.

    Desde que el hombre es hombre, sólo el poder y el dinero han motivado sus actuaciones. Fundamentalmente hasta finales del s.XVIII y principios del s.XIX ninguna civilización se ha caracterizado por conservar, restaurar, reconstruir… el patrimonio heredado, sino más bien todo lo contrario: lo que les era útil lo usaban y lo que no lo abandonaban; se destruía todo aquello que pusiera en cuestión los cánones de la doctrina establecida (templos clásicos destruidos o convertidos en iglesias, iglesias en mezquitas, mezquitas en iglesias… como anécdota curiosa estoy recordando la destrucción del pórtico de los reyes de Notre Dâme de París en la revolución pensando que simboliza la monarquía cuando a lo que hacia referencia era a los reyes de Israel); se despiezaban edificios para aprovechar sus partes y elementos en otros (la mejor cantera de material para la construcción del complejo del Vaticano fue la ciudad romana del Imperio, coliseo incluído, -hay que tener en cuenta que era mucho más económico y rápido, usar ya bloques o piezas labradas-; las columnas de S. Marta son las que antes componían la mezquita que había en su lugar; el expolio de piezas y templos del Mundo Antiguo que comienza con el ¨grand tour¨, iniciado por los británicos…).

    Lo que ocurre en esto del patrimonio histórico es lo mismo que ocurre con la paleontología, como han habido muchos restos y, algunos en gran parte se han utilizado impidiendo así su daño o deterioro, por eso nos llega a nuestras manos una cantidad considerable de muestras que nos permiten interpretar cómo era más o menos el mundo en el que no hemos vivido.

    Me sigo manteniendo en la postura de que en la actualidad no hay profesionales, ni medios técnicos para reconstruir el castillo. Una cosa es que exista una técnica que nos permita obtener unos bloques de piedra de cualquier dimensión, forma, propiedades… con precisiones inimaginables y otra cosa muy distinta es tener canteros o maestros que trabajen la piedra y construyan como se hacía antiguamente. Una cosa es hacer copias del David de Miguel Ángel y otra cosa muy distinta es hacerlo y, una cosa es hacerlo hoy en día y otra muy distinta hacerlo en el momento que se hizo. Tener canteros y maestros no permitiría reconstruir un castillo y no tenerlos lo que nos permite es simularlo. Una aberración en este sentido se está cometiendo hoy en día en la Sagrada Familia (Barcelona). Gaudí (respetable arquitecto modernista) proyecta y construye un templo modernista anacrónico desde el punto de vista constructivo y con su fallecimiento la obra se queda incompleta. Se decide continuarla y para ello se interpretan los planos que el arquitecto ha dejado y, donde no se sabe construir aquello que no estaba bien definido, se decide llevar a cabo la obra según la interpretación que se pueda más o menos hacer de la documentación existente y aquellas zonas que comprometen la estabilidad del edificio se construyen utilizando técnicas contemporáneas (hormigón armado). El resultado, una ¨caja de muñecas¨ con un aspecto más o menos interesante desde el punto de vista del modernismo pero totalmente falso desde el punto de vista patrimonial.

    Un saludo.

    Fernando García
    Arquitecto

  18. Señores, que todo esto está muy bien y es muy loable
    pero dense cuenta de que no tenemos dinero ni para
    comer.

  19. Rafa, estoy de acuerdo, pero ten en cuenta que cuando si que habia dinero tampoco se hizo, y da la sensacion de que cuando vuelva a haberlo tampoco se hará.
    Fernando, entiendo tus argumentos pero siento decirte que no los comparto. A mi me sigue pareciendo algo positivo recuperar el patrimonio perdido… y creeme que lo digo sin que hablen por mi sentimientos de anhelo por recrear una sociedad en la que no he vivido… yo simplemente veo el patrimonio de mi pueblo reducido a escombros y me parece más positivo “repararlo” que dejarlo tal cual o apenas un poco adecentado. Y si que me miro en el espejo “de los vecinos”, porque aqui parece que somos los únicos tontos que no sabemos ver el potencial (en muchos sentidos) de la puesta en valor mediante la recuperación y restauración de nuestro patrimonio. Así nos va en este pueblo…

  20. Fernando, estoy de acuerdo contigo en mucho de lo que pones, pero una cosa es “invertarse” y otra muy diferente recuperar todo lo que hay, es decir, allí arriba (peña) está la gran mayoría de lo que se ha caido, que no es poco, enterrado en las ruinas ya tapadas con la tierra. De un valor incalculable, de una hermosura prestigiosa.
    Creo que llevas mucha razón en que la cultura está en conservar lo que hay siendo cada uno respetuosos, pero a parte, también, como digo, conseguir recuperar lo perdido y al menos, como en aquellas firmas se pedían, consolidar lo que hay.
    Es caro, difícil y arriesgado, pero merece la pena saber más de nuestro pueblo, darle vidilla a éste y creo que sería una inversión a gran escala para él.

  21. Creo que otro proyecto que seria interesante para el casco antiguo seria pintar el santuario de la Virgen de la Villa en BLANCO, ya que desde la revista Aldaba se habla tanto de respetar el blanco de las fachadas del casco antiguo no se como este edificio que se ve desde todos los rincones de Martos, tiene esa fachada de chinos y esos colores rosa y azul. El conjunto queda horrible. Y que decir de la antigua estación de ferrocarril…

Deja tu comentario

Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, procura que tus comentarios estén relacionados con esta entrada, ya que de lo contrario SERAN ELIMINADOS sin previo aviso. No está permitido realizar comentarios injuriosos o contrarios a la libertad de expresión. Respeta a los demás lectores de este portal, las faltas de respeto manifiestas sobre cualquier persona serán eliminadas. Los comentarios ofensivos, ilegales o calumniando a personas también serán borrados sin piedad.

No se permitirán comentarios en los que se realice apología o propaganda política encubierta, así como aquellos realizados por personas consideradas TROLLs (clic para ver) en el argot de Internet.

Martos al Día no se hace responsable de ninguno de los comentarios vertidos en esta web por los visitantes, limitándose su función a moderar aquellos comentarios inapropiados según estas normas. Martos al Día tiene un registro de todas las direcciones IP de todos los comentarios. Dichos datos se podrán poner en manos de las Autoridades si así lo solicita la parte ofendida y pudiera ser objeto de falta o delito.

Al enviar cualquier comentario estás aceptando estas normas. Martos al Día, a su criterio, se reserva el derecho de no publicar los comentarios inadecuados. Las críticas o sugerencias a la web deberán remitirse al correo-e de contacto, no serán publicadas en los comentarios. Gracias.




Warning: rand() [function.rand]: max(-1) is smaller than min(0) in /homepages/36/d229870033/htdocs/martosaldia/wp-content/plugins/wpads/wpads-class.php on line 143

agenda.jpg

Farmacias de Guardia Horarios autobuses Tel�©fonos de inter�©s
Callejero Catalogo de la Biblioteca Cartelera

Canciones T�­�­picas Martos en Canal Sur Programaci�³n Cultural
agenda.jpg
Diccionario Marte�±o Cita DNI Cita Previa Centro Salud
Cita ITV